FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

Nota AGDSP ante la investigación sobre la sentencia que condena al SERGAS

     Ante la información de que el Presidente Feijoo anunció la apertura de una investigación para aclarar la sentencia condenatoria al SERGAS por la denuncia de una mujer gestante de un embarazo con graves malformaciones  congénitas, que fue obligada (con un retraso de tres meses) a ir la una clínica personal la Madrid para una interrupción voluntaria desde la AGDSP queremos comunicar:

     1.- Que el Sr Feijoo el 19 de febrero de este año anunció la apertura de una investigación sobre las denuncias de organizaciones de mujeres y pacientes por la realización de IVE en hospitales públicos sin pasar por quirófanos, sin matronas y sin anestesia. Como los resultados nunca se hicieron públicos, es razonable pensar que la apertura de esta nueva investigación sea otro brindis al sol para salir del paso.

     2.- Consideramos inaceptable a excusa de la objeción de conciencia de los profesionales de los hospitales públicos para realizar IVE. El derecho a la objeción no pode estar por encima del derecho a la salud de las mujeres, especialmente en un embarazo con feto inviable con riesgo para la vida. Los profesionales sanitarios que no quieran aplicar tratamientos que forman parte de las Carteras de Servicios de la Sanidad Pública no deberían acceder la plazas en los hospitales públicos. En Galicia solo se hacen IVE en tres hospitales de la red del SERGAS.

     3.- Las mujeres tienen derecho a ser atendidas en los hospitales públicos en las áreas donde residen por lo que obligarlas a viajar cientos de kilómetros para recibir atención en clínicas personales suponen una violación del derecho a la asistencia sanitaria en condiciones de equidad.

     4.- Además derivar las IVE a centros personales suponen otro paso en la senda de la privatización del sistema sanitario y de la supresión de la universalidad de la atención de salud.

     5.- Transferir estos servicios a centros privados sin los mimos recursos y garantías que los públicos implica, además, una estigmatización de las mujeres y una suerte de violencia de género dado que los hombres no abortan.

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública

20-10 -2016