FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

Nota AGDSP sobre parálisis apertura CS de Ourense

Ante la parálisis en la apertura del Nuevo Centro de Salud de O Detengo en la calle Velázquez de Ourense, , desde la Asociación Para la Defensa da Sanidad Pública queremos comunicar que

1.- Consideramos inaceptable a incapacidad de la Xerencia Única del Área para xestionar la apertura de este nuevo centro de salud, que sigue sin licencia municipal de apertura.

2.  Rechazamos también el intento de forzar al Ayuntamiento de Ourense a otorgar la Licencia Municipal en las últimas elecciones ( saltar la legislación vixente) que muestra la utilización partidista de recursos públicos (pagados con los impuestos de todos los gallegos), con fines partidistas polo Gobierno del Partido Popular. La Sanidad Pública no es patrimonio particular de ningún partido.

3.- El intento falido de forzar la apertura de este centro supuso, además, un dispendio de fondos públicos en servicios de transporte, propaganda y personal (forzado a realizar horas extras) para realizar el frustrado traslado.

4.- Esta chapuza generó un estado de desconfianza entre la población por lo que solamente 4.000 la de las 12.000 personas previstas eligieron el nuevo centro, manteniendo los problemas de masificación que afecta la Atención Primaria de Ourense

5.- Hacemos un llamamiento a la Plataforma SOLOS Sanidad Pública de Ourense y a los sindicatos del área para que lideren una gran mobilización ciudadana que exija una información transparente sobre este aciago proceso y la apertura con todas las garantías de este Nuevo Centro de Salud que Ourense necesita con urgencia

Asociación Galega para Defensa da Sanidade Pública

4 de Octubre del 2016

Recuperar la Sanidad Pública Gallega

     La salud es un derecho y no debe convertirse en un negocio. Las medidas aplicadas por los gobiernos del PP, a nivel central y autonómico, fueron en sentido contrario. Son decisiones políticas basadas en una ideología clasista (excluyente) que entiende la actividad asistencial como un nicho de negocio. Hace falta garantizar la atención sanitaria como un derecho de la ciudadanía. Esperamos que de las elecciones del próximo 25 de septiembre surja un gobierno progresista que ponga fin a las políticas de desmantelamiento del sistema público que está aplicando el PP. Para eso proponemos que desde el gobierno de Galicia se apliquen las siguientes medidas:


     1.- Suspender en Galicia la aplicación del RDL 16/2102, volviendo a una sanidad universal, eliminando los copagos y garantizando una cartera de servicios única y equitativa para toda la ciudadanía.


     2.- Recuperación de la financiación sanitaria pública a los niveles del inicio de la crisis. Esta medida tendrá que ir acompañada de la renegociación con el Estado del modelo de financiación sanitaria y de medidas de racionalización del gasto en farmacia, alta tecnología, privatizaciones y conciertos.


     3.- Recuperación para el sistema público gallego de los centros y servicios asistenciales privatizados (nuevo hospital de Vigo, Laboratorio Central de Galicia, etc.) mediante un plan a corto, medio y largo plazo, que incluya auditorías de los contratos y concesiones con el sector privado, denuncias de las irregularidades detectadas y establecer estrategias de negociación.


     4.- Recuperar la titularidad pública del sistema de información sanitaria del Sergas (historia clínica, receta electrónica, central de llamadas, ...). Facilitar que los profesionales del sistema sanitario público accedan a la información que generan con la prohibición de acceso a los mismos por los centros privados, salvo en el caso de actividades concertadas (con carácter complementario). Obligatoriedad de que todos los centros y servicios realicen anualmente memorias sobre sus recursos y actividades.


     5.- Acabar con la figura del “socio tecnológico” utilizado para la adquisición de equipación tecnológica, y con los Institutos de Investigación Biomédica que se han acogido al modelo de colaboración público-privada y están controlados por la industria farmacéutica. Creación de un fondo público de investigación biomédica que reciba como mínimo el 1% del presupuesto sanitario y que sea de gestión pública, sin participación privada.


     6.- Recuperar el nivel de empleo en la sanidad pública, mediante un plan que incluya un diagnóstico de necesidades del sistema, establezca prioridades y acabe con la precariedad laboral. Acabar con la amortización de plazas por jubilación y con los contratos basura; desarrollar incentivos basados en la calidad asistencial, transparentes y con control democrático y recuperar los derechos laborales suprimidos por el PP.


     7.- Elaborar un plan integral para afrontar la situación de las listas de espera desde la sanidad pública mediante la ampliación de las camas hospitalarias, utilización plena de los centros hospitalarios, políticas de personal incentivadoras, mejora de la capacidad resolutiva de la Atención Primaria, dotación de recursos adecuados a los Servicios de Urgencias extrahospitalarios y exigencia de la dedicación exclusiva de los trabajadores sanitarios.


     8.- Recuperar el Plan de Mejora de la Atención Primaria, que la sitúe en el centro del sistema y potencie su capacidad resolutiva dotándola del personal, equipación y acceso a los recursos diagnósticos necesarios para garantizar las políticas de promoción y prevención de salud y una asistencia de calidad.


     9.- Suprimir las Unidades de Gestión Integrada y recuperar las Gerencias de Atención Primaria.


    10.- Potenciar las Áreas Sanitarias como espacios para la coordinación de niveles y servicios asistenciales. Reintegrar a los hospitales comarcales los recursos y servicios que les sustrajeron en los últimos años.


     11.- Obligatoriedad de elaborar un Plan Gallego de Salud cuatrienal que oriente la política de la Consellería de Sanidad y del Sergas, complementado por planes de salud en cada Área Sanitaria que definan los recursos necesarios, los programas y actividades a desarrollar por centros y servicios, en función de sus necesidades y problemas de salud detectados con la participación de la población y de los trabajadores sanitarios.


     12.- Acabar con la libre designación de los cargos de gestión de los centros sanitarios mediante la cobertura de las plazas por concursos públicos de acuerdo con los principios de igualdad, mérito y capacidad, con evaluaciones del desempeño.


     13.- Garantizar la formación continuada de todos los trabajadores sanitarios de manera independiente y con contenidos fundados en la medicina basada en la evidencia, sin presencia de la industria farmacéutica.


     14.- Desarrollar en todos los niveles y centros del sistema instrumentos y mecanismos para favorecer la participación social y profesional.

Asociación Gallega para la Defensa de la Sanidad Pública (AGDSP)


Galicia, septiembre de 2016.

Nota AGDSP apertura chapucera centro salud Ourense

La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública quiere denunciar la situación creada por la administración sanitaria, concretamente por la Gerencia de Integrada de Ourense, por la forma en la que se esta procediendo a la apertura del nuevo centro de salud de O Couto en la calle Velazquez.

1.- La proximidad de las elecciones gallegas y la premura por abrir dicho centro en los plazos establecidos para garantizar la financiación de la Unión Europea, parece que están detrás de las prisas por abrirlo sin estar preparado para ello. La Gerencia Integrada de Ourense ha sido incapaz de gestionar la licencia municipal correspondiente y de acabar en el plazo establecido la entrega y apertura del Nuevo Centro.

2.- Esta situación, además de poner en riesgo la financiación europea está generando desconcierto y graves problemas de acceso a la atención sanitaria a los pacientes asignados al nuevo centro. A esta población se le ofreció la posibilidad de cambiar de medico/a y enfermero/a, llegándose a cerrar las agendas asistenciales (algo sin precedentes) dejando si atención ordenada a las personas enfermas, mientras a los trabajadores se les conminó a empaquetar sus pertenencias y cambiar de sala para el traslado delmaterial informático. La sorpresa fue que esta orden fue suspendida generando grandes molestias a pacientes y personal sanitario, por la negativa del Ayuntamiento de Ourense (gobernado también por Partido Popular) a la apertura de un Centro de Salud sin la preceptiva licencia de apertura. Si no había permisos en tiempo y forma, por qué se ha alertado a tanta población?

3.- Todo este embrollo, propio de una película de los Hermanos Marx, viene a demostrar, una vez más la incapacidad del Gobierno de Núñez Feijoo para gestionar los servicios públicos, especialmente los sanitarios, que periódicamente se ven involucrados en situación escandalosas como en los casos de los Hospitales de Vigo, Pontevedra, Salnés etc., pero sobre todo en la Atención Primaria cada vez más deteriorada una administración centrada en la privatización y las externalizaciones de servicios. La Conselleria y el SERGAS se muestran insensibles a los sufrimientos y necesidades asistenciales de la población.

4.- Los problemas y situaciones escandalosas que afectan periódicamente a la atención sanitaria del Área de Ourense, deberían haber determinado hace tiempo el cese fulminante de la responsable de la Gerencia Única. No sabemos si la explicación estará en las relaciones de parentesco de la misma con el Sr. Feijoo, algo bastante común entre los responsables políticos de nuestra Comunidad Autónoma y más concretamente en Ourense.

5.- Por todo ello exigimos una explicación de aclare semejante embrollo, la realización de los tramites necesarios para la apertura del centro y el cese fulminante de la Gerente del Área de salud Integrada por su probada incapacidad para desempeñar semejante responsabilidad.

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública

15 de septiembre de 2016

Rescatemos la Sanidad Pública del área de Vigo. Manifestación - Romería 3 de Septiembre

Loading ...

Nota AGDSP cierre quirófanos CHU Santiago

    La Asociación Galega para a Defnsa da Sanidade Pública quiere denunciar la terrible situación que están sufriendo pacientes del Área Norte de Pontevedra, obligados a tratarse en el Servicio de Cirugía Cardiaca del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago, cuando antes lo hacía en el de Vigo.

    Esta Plataforma ha recibido una denuncia de una paciente de 76 años de Pontevedra  que necesita urgentemente la sustitución de una válvula aórtica que se le implantó en el año 2003 (cuyo mal funcionamiento le obligo a realizar diversos ingresos en el Complejo Hospitalario de Pontevedra aquejada de dolores torácicos y síntomas de descompensación cardiaca).

    La paciente sufre una severa limitación funcional que le impide caminar. El dia 31 de julio entro en urgencias en ambulancia por posible edema pulmonar, siendo remitida al Complejo Hospitalario de Santiago para operación preferente. El servicio de cardiología de ese centro programó la operación de cambio de prótesis para el 3 de agosto.

    El día 4 de agosto la paciente recibió el alta al suspenderse la intervención quirúrgica por motivos de logística (los quirófanos de cirugía cardiaca esta cerrados y solo hay abierto uno para urgencias vitales), por lo que debió volver a su domicilio de Pontevedra. Esta  situación la comparten con otros pacientes, algunos de los cuales vió suspendida su intervención, estando en quirófanos, para poder atenderse en el mismo una urgencia.

    La paciente está pendiente nuevo  ingreso, pero las reiteradas llamadas que realizan los familiares al teléfono del CHUS reciben como contestación que el quirófano solo se atiende a urgencias.

    Desde la AGDSP exigimos la apertura inmediata de los quirófanos de Cirugía Cardiaca del CHUS para atender inmediatamente a estos pacientes, la recuperación del Hospital de Vigo como Centro de Referencia de Cirugia Cardiaca y la dimisión del Conselleiro de Sanidade por la política de cierre de quirófanos, camas y consultas que ponen en peligro la vida de las personas aquejadas de patologías graves 

Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública

12 de agosto 2016

Nota AGDSP recorte gasto sanitario

           El Ministerio de Sanidad ha publicado recientemente que desde el inició de la crisis se ha reducido el gasto sanitario público en un 11%, al tiempo que se incrementó el gasto privado en un 16%. Aunque estos datos se refieren únicamente al dinero que los ciudadanos ponen de su bolsillo para pagar prestaciones sanitarias eliminadas de la sanidad púbica por el actual gobierno (copagos, medicamentos, etc), y no tienen en cuenta los fondos que la sanidad pública destina a proyectos de Colaboración Público Privada como el Nuevo Hospital de Vigo, conciertos como el de POVISA, compras de medicamentos y de material sanitario, etc., que también van a bolsillos privados.

           El avance de la privatización es aún más preocupante en Galicia donde el presupuesto sanitario público se recortó en un 18.3% (la CCAA con mayor reducción de gasto). Esta reducción presupuestaria ha tenido como consecuencias, además de obligar a personas y familias a pagar cosas que antes eran gratuitas (copagos), a reducir personal sanitario (1.795 plazas en la sanidad pública de las que 513 fueron plazas de médicos y 184 de enfermería), lo que supuso un 30.6% de recorte frente a una media del 7.9% en el resto del Estado. También se han eliminado camas hospitalarias (447 camas), mientras se han incrementado las listas de espera.

            Al mismo tiempo prosigue la política de desmantelamiento y privatización del sistema sanitario del gobierno popular que esta regalando a empresas multinacionales y fondos de inversión los recursos estratégicos del SERGAS (laboratorio central, historia clínica y receta electrónicas, central de información y llamadas, logística, compra de equipamientos, investigación, docencia, etc.), por lo que podemos decir sanitario público gallego esta mayoritariamente en manos privadas extranjeras).

            La utilización de  la Colaboración Público-Privada para construir el Nuevo Hospital de Vigo ha incrementado su  coste de 450 a 1.400 millones de euros (pese a reducir camas, servicios, quirófanos,  etc) poniendo en riesgo a calidad de la atención e incluso la seguridad de los pacientes. En esta misma  área se ha renovado el Concierto Singular con el hospital privado POVISA, ignorando las advertencias del Consello de Cuentas, lo que supondrá pagar un canon anual de 75 millones de euros a  pesar de que este centro tienen menos recursos humanos y materiales que los hospitales del SERGAS

            También prosigue la privatización del equipamiento de los centros públicos mediante la figura del “socio tecnológico”(que permite a las empresas que fabrican los aparatos decidir los equipos que compran los  hospitales),  y de la investigación sanitaria (a través de los Institutos Biomédicos de Investigación de los hospitales públicos del Sergas, de gestión empresarial  en los que participan las multinacionales farmacéuticas).

            En resumen la Xunta de Galicia de Núñez Feijoo sigue desmantelando y privatizando la Sanidad Pública,  lo que dejará una grande hipoteca para el país y los gobiernos futuros, que deberán asumir los enormes compromisos económicos contraídos con las empresas adjudicatarias y  obligara la población gallega a pagar  buena parte de la atención. Esta política  además de incrementar la desigualdad, está dejara fuera a los colectivos de menos recursos económicos, que empiezan a ser mayoritarios.

            Desde nuestra Asociación hacemos un llamamiento a todos los partidos progresistas a realizar los esfuerzos que sean necesarios para desalojar al PP del gobierno de la Xunta. Nuestra sanidad no resistirá cuatro años más de Núñez Feijoo.

Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública

9 de agosto del 2016

La desprotección de los datos sanitarios de la población de Pontevedra (y de Galicia)

    Los datos sanitarios representan información especialmente protegida por ley, con la salvedad de la protección de la vida y la salud de las personas. En este sentido, los profesionales sanitarios distintos a los de referencia del paciente podrían acceder a su Historia Clínica (HC), con el único objetivo de solventar problemas de salud.

    El gobierno popular de Galicia ha generalizado esta excepcionalidad jurídica y ha abierto el acceso a la historia clínica a las empresas sanitarias privadas, tengan o no concierto con el Sergas, lo que pone en grave riesgo la confidencialidad de los datos genéticos y sanitarios de la población gallega, ya que centros privados de Galicia están vinculados a aseguradoras, institutos privados de cáncer, empresas farmacéuticas y fondos de inversión extranjeros.

    En el caso concreto del Área de Pontevedra se da la circunstancia de que los estudio radiológicos realizados a pacientes concertados en el Hospital Domínguez-Quirón son registrados en la HC electrónica como si fuesen realizados en el Hospital público (CHOP), lo que impide su identificación, confunde los estudios estadísticos y dificulta la evaluación comparativa.

    En contraposición, los profesionales sanitarios públicos no pueden acceder a estudios de imagen, realizados en el Hospital Quirón, a pacientes que acuden por accidente de tráfico o por otros medios distintos al concierto, aunque posteriormente sean ingresados en el CHOP durante el mismo proceso asistencial, lo que parece un incumplimiento de la ley de Protección de Datos, al anteponer el centro privado su “propiedad intelectual y empresarial” al derecho a la salud de los pacientes.

    Llama la atención la dejación de la Consellería de Sanidade con respecto a la defensa de los hospitales del Sergas y del derecho a la información de sus profesionales, mientras protege el negocio privado, algo a lo que ya nos tiene muy acostumbrados el presidente Feijóo.

    Existen sospechas fundadas, aunque de difícil confirmación dada la falta de transparencia al respecto, de la realización de demasiados estudios de imagen a pacientes que acuden a hospitales privados de Galicia por accidentes de tráfico leves lo que, además de suponer un gasto innecesario, incrementa la dosis de radiación a la población gallega, ya de por sí más alta que la media estatal (según informes de la propia Administración).

    La población debería conocer estos hechos y exigir un consentimiento informado y firmado tanto sobre la necesidad de determinadas exploraciones de imagen como sobre el acceso a los datos sanitarios que conlleva la asistencia en los centros sanitarios y sociosanitarios privados de Galicia.

Asociación Galega para a Defensa de Sanidade Publica

5 de agosto de 2016