FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

NOTA AGDSP calor insoportable pacientes Hospital Pontevedra

     Ante la información de que los pacientes del hospital provincial de Pontevedra están soportando temperaturas de hasta 35º que ponen en alto riesgo su salud, desde la AGDSP queremos denunciar:

     1- Que de nuevo se pone de manifiesto la nefasta gestión y el pasotismo de la dirección del CHOP, dado que el aire acondicionado lleva meses estropeado y no se han tomado las medidas oportunas, a pesar de las sucesivas olas de calor que estamos sufriendo.

     2- Que esta intolerable situación en un hospital público es la consecuencia de la política de recortes del gobierno de Feijóo en los centros públicos, mientras deriva millones de euros a las empresas privadas.

     3- Desde nuestra asociación exigimos que de manera inmediata se tomen las medidas necesarias para garantizar unas condiciones ambientales adecuadas para los pacientes, y que de un vez por todas se retome el proyecto de ampliación de Montecelo como único centro de hospitalización de pacientes, ya que por un lado el hospital provincial no reúne las condiciones mínimas para la atención materno-infantil ni de personas mayores y por otro, no es posible esperar a la construcción del hospital fantasma en Montecarrasco, que ni se ha iniciado ni nunca se iniciará.

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Públca

16 de julio del 2015

Nota AGDSP Sobre los recortes en planificación familiar

La Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública quiere poner en conocimiento de la opinión pública y de los trabajadores sanitarios un nuevo y grave recorte en la asistencia sanitaria que afecta especialmente al colectivo de mujeres.

Desde el pasado día 15 de junio se ha suprimido de manera definitiva una consulta de ginecología en el Centro de Orientación Familiar de Vigo, sin avisar a las pacientes citadas hasta el mes de noviembre. Se suprime así una plaza de Ginecología  y un auxiliar de Clínica y parece que las pacientes van a ser recolocadas en otras consultas.

Igualmente el otro facultativo de ginecología ha solicitado traslado al Nuevo Hospital y se desconoce si se va a cubrir esa plaza que queda vacante en el COF.

El desmantelamiento de los Centros de Orientación Familiar (COF) forma parte de la estrategia del Gobierno de Feijoo de  recortar recursos para ahorrar gasto y favorecer el traslado de pacientes al sector privado.

Los COF en el momento de su creación eran estructuras que desarrollaban una atención integral de las mujeres, que incluía actividades de información, promoción y asistencia relacionadas con la salud reproductiva. Los primeros recortes llevados adelante por la Xunta  trasformaron muchos COF en meras consultas ginecológicas (con estos últimos recortes ya ni eso).

Probablemente la ideología conservadora-reaccionaria de este gobierno, y los intereses cruzados con el sector privado, expliquen el desmantelamiento de unos recursos sanitarios dirigidos específicamente a un colectivo tradicionalmente discriminado.

Desde la AGDSP exigimos que de manera inmediata se proceda a la reapertura de esta consulta y a dotar al COF de todos los recursos para garantizar el derecho de las mujeres de Vigo a disponer de los recursos necesarios para una salud sexual y reproductiva adecuada.

Asociacion Galega para a Defensa a Sanidade Pública

26 de Junio de 2015

Nota AGDSP ante el cierre de camas en verano

El anuncio del cierre de 1.200 camas hospitalarias en Galicia durante este verano, aunque esperado no deja de sorprender en una sanidad como la gallega que tiene una de las listas de espera quirúrgica más elevada del Estado.

Produce hastío e indignación que nuevamente el Gobierno de Núñez Feijoo vuelva a cerrar plantas enteras en unos hospitales con las urgencias colapsadas intermitentemente por cualquier  brote gripal y con unas listas de espera quirúrgica que en los tres grandes hospitales (A Coruña, Santiago y Vigo, los más afectados por los recortes), superan casi en 20 días los 60 de tope máximo que estableció la Ley de Garantías Sanitarias, aprobada por el actual Gobierno, como tope máximo para que los pacientes puedan a acudir a centros privados para ser atendidos con dinero público.

La decisión de cerrar camas hospitalarias en verano es otro paso más en la escalera de desmantelamiento de la sanidad pública gallega, que se suma al recorte de  465 millones de euros en el presupuesto respecto al año 2009, a la reducción de plantillas  2.094 trabajadores sanitarios o al cierre permanente de  275 camas (la tercera comunidad autónoma en este triste ranking). Solamente la paralización del Plan de Mellora de Atención Primaria supuso la pérdida de 193 medicos de familia o de 385 enfermeras.  

Es evidente la intención de Núñez Feijoo de acabar con la sanidad pública gallega mediante un recorte de recursos, como son las camas hospitalarias,  que condena a miles de enfermos a la desesperación mientras esperan ser operados,  o la cesión de la atención sanitaria con fondos públicos al sector privado (la partida de dinero para conciertos es la única que no se ha reducido, mientras que la atención hospitalaria en el área de Vigo quedará en manos de fondos de inversión, constructoras y el Grupo POVISA, pese a que este hospital casi triplica las listas de espera quirúrgica de Vigo con 171 días de   espera).

La pérdida electoral sufrida por el PP es la única esperanza de  que esta pesadilla pueda frenarse. Es de esperar que todos los partidos políticos progresistas estén a la altura de este reto expresado por la voluntad popular.  

Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública

10 de Xunio do 2015

MGSM Contra el Cierre de Camas en el área de Santiago

La Política Bananera del PP en Galicia: Trampas y complicidades en el contrato del nuevo Hospital de Vigo

         El Gobierno de Núñez Feijoo utilizó en 2010 de manera fraudulenta el modelo de contrato para la construcción del Nuevo Hospital de Vigo, al recurrir a un simple Contrato de Concesión de Obra Pública prevista para construir centros públicos con dinero privado, pero que no permite incluir cuestiones como la financiación del mobiliario, la prestación de servicios accesorios (cocina, limpieza etc.) en edificios (Hospital Nicolás Peña) que no tienen relación física con la obra concesionada o la gestión integral del mantenimiento de instalaciones complejas como el Laboratorio, contempladas en los pliegos del Contrato de Concesión de Obra Pública del Nuevo Hospital de Vigo, que se corresponden con la fórmula jurídica de Contrato de Colaboración Público Privada

            Esta trampa legal tenía por objetivo:

• Saltarse la realización del Estudio de Evaluación Previa (necesario en la fórmula de Colaboración Público Privada pero no en la de Concesión de obra pública) que debe justificar que la financiación privada para construir infraestructuras públicas es indudablemente la mejor opción para los contribuyentes, de acuerdo a la Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público.

• Enmascarar la utilización improcedente del Contrato de Concesión de Obra, modalidad que no contempla prestaciones accesorias a las obras de construcción de centros, incluidas en el contrato del Nuevo Hospital de Vigo.

• Evitar la comparación del proyecto de financiación privada con el aprobado por el anterior gobierno de financiación pública. El coste del hospital por la vía pública era de 457,6 millones frente a los 1.566,4 del actual de financiación privada (1.880 si se tiene en cuenta la explotación del aparcamiento y otros negocios del centro)

            Este posible fraude de ley fue avalado por un informe favorable de la Intervención General de la Comunidad Autónoma de Galicia (organismo en la Xunta responsable de la fiscalización previa y del control de la legalidad de los contratos de la CCAA) dirigido entonces por la Sra. Elena Muñoz, actual candidata a la Alcaldía de Vigo por el Partido Popular. Este informe se realizó en un tiempo récord de 24 horas (hecho insólito tratándose de un contrato tan voluminoso y complejo) y unos días antes de la entrada en vigor del Real Decreto Ley de 20 de Mayo de 2010 de medidas extraordinarias para la reducción del déficit público que obligaba al SERGAS a trasladar toda la documentación del contrato al Gobierno Central para su fiscalización. De esta manera el proyecto evitó el control del Ministerio de Economía y Hacienda que lo hubiera anulado por no ajustarse a lo previsto por la Ley.

            Hay que recordar a los ciudadanos/as y sanitarios del área que como consecuencia de esta decisión de la candidata del PP Sra. Muñoz el hospital quedara en manos privadas lo que perjudicará la asistencia sanitaria y deberán pagar cuatro veces más por un hospital al que se han recortado camas, recursos docentes y de investigación, servicios de referencia, equipamiento, calidad de materiales y miles de metros cuadrados de superficie, para beneficiar a la empresa Concesionaria Privada.

            Hace pocos días el Tribunal Superior de Recursos Contractuales del Ministerio de Hacienda le anuló a la Gerencia del Chuvi el Contrato para Suministros de Reactivos y Material para Técnicas Analíticas del Laboratorio del Hospital del Meixoeiro por no ser el adecuado para realizar las obras de adaptación del servicio, pues incluía cosas que no son propias de un simple contrato de suministro. El Tribunal Superior en su auto calificó la actuación del SERGAS de errónea y vulneradora de la Ley y de los principios de transparencia y libre concurrencia.

            Además de perjudicial para la asistencia sanitaria, resulta bochornoso que un organismo de la administración central anule un contrato por no ajustarse a la legalidad, mientras que el dependiente de la Comunidad Autónoma Gallega avale otro que se puede calificar de fraudulento de la ley para beneficiar los intereses del PP. Pura política bananera al servicio de la privatización, que futuros gobiernos progresistas gallegos deberán erradicar.

Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública

16 de mayo de 2015

Nota AGDSP laboratorio NHV

Ante la información de que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales ha anulado el concurso para equipar el laboratorio central del CHUVI, que estará ubicado en el actual Meixoeiro lo que supondría dejar al Nuevo Hospital sin laboratorio central, desde la Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública queremos comunicar:

1.- Nuestra satisfacción por que la Justicia ponga en cuestión una decisión irracional desde el punto de vista asistencial y llevada a cabo de manera chapucera, como el resto del proceso desde el mismo momento de la licitación del Nuevo Centro.

2.- Reiterar nuestra denuncia de que la Consellería de Sanidade decidido, sin contar con la opinión y asesoría de los profesionales, que el Nuevo Hospital de Vigo no tenga un Laboratorio Central. Esta decisión esta dirigida a cerrar los laboratorios centrales de todos los hospitales públicos de Galicia para trasladar las pruebas que en ellos se realizaban al Laboratorio Central de Galicia que ha sido privatizado y concedido a una empresa propiedad de un Fondo de Inversión internacional 

3.- Los resultados de esta política, copiada de la CCAA de Madrid,  es una pérdida de calidad del hospital,  la limitación en la oferta de determinados servicios y un riesgo  para los pacientes

4.- Desde nuestra Asociacion pedios una vez más al SR Fejoo que rectifique de una vez por todas, recupere el Nuevo Hospital por incumplimiento flagrante de los términos del contrato por el Consorcio privado y por las innumerables irregularidades y chapuzas que han caracterizado al proceso.

5.- A la vista de los problemas en el proceso de licitación y y construcción por la Concesionaria Privada no queremos ni pensar lo  que sucederá una vez que entre el funcionamiento el centro

Asociacion Galega para a Defensa da Sanidade Pública

7 de mayo de 2015

Nota AGDSP: Rescate Nuevo Hospital de Vigo

Ante la entrega tramposa del Nuevo Hospital de Vigo al SERGAS por la adjudicataria privada la Asociación Galega para a Defensa da Sanidade Pública exige el rescate del centro siguiendo el ejemplo de Francia

En 2006 la Administración Sanitaria Francesa adjudicó una empresa privada (Eiffage)  la construcción de un hospital (Centre Hospitalier Sud-Francilien) al sur de Paris. El contrato establecía el pago de 344 millones de euros con canon anual de 35 millones durante 30 años. Un informe posterior de la Cámara de Cuentas Francesa concluyó que esta financiación público-privada incrementaba el coste del centro a 1.200 millones frente a los 760 millones de la vía pública. 

La historia de este centro hospitalario francés  es muy parecida a la del Nuevo Hospital de Vigo   (NHV) en cuanto al modelo de financiación (PFI) y los sobrecostes. EL NHV costará 1.880 millones de euros a pagar en 20 años, frente a los 450 millones de la financiación pública a pagar en 15 años acordada por el anterior gobierno.  

Las similitudes entre ambos proyectos muestran el desastre económico que supone recurrir a la financiación privada  para construir y gestionar hospitales públicos. Sin embargo las diferencias de la actuación del Gobierno Francés y el Gallego muestran las diferentes formas de afrontar el fracaso de la financiación público-privada por ambas administraciones:

         - Los dos hospitales se planificaron en fechas cercanas, se ejecutaron utilizando la fórmula de la colaboración público-privada, tuvieron un sobrecoste descomunal, y ninguna de las dos adjudicatarias cumplieron las fechas de entrega especificadas en el contrato (más de tres años de retraso en Vigo). Un informe realizado por funcionarios franceses constató más de 7.000 fallos en la construcción (problemas de electricidad, defectos en el sistema de agua caliente, fallos en la distribución de los gases medicinales, distribución del mobiliario que era un nido potencial para las bacterias, etc.).

         - Un informe de técnicos de la Xunta constató algo similar en el Nuevo Hospital de Vigo para mantener la rentabilidad prevista en el contrato del 6,92%  a la Concesionaria recortó drásticamente los edificios, las camas,  el equipamiento, la calidad de los materiales de construcción,  los accesos, etc. ,previstos en el contrato. Además solicitó un préstamo de 180 millones de euros al Banco Europeo de Inversión  parar financiar este centro pese a que el contrato especificaba que es debería correr a riesgo y ventura de la adjudicataria  

Sin embargo la solución a estos graves problemas relacionados con la financiación privada ha sido muy diferente:

         - La dirección del Hospital Francés se negó a firmar la entrega del centro por la constructora     (por los sobrecostes y las deficiencias en la calidad de materiales, equipamiento y fallos en la construcción)  y planteó a las autoridades públicas la necesidad de rescindir el contrato en base al interés general para la sociedad. La posterior derrota de Nicolás Sarkozy candidato conservador en mayo de 2012 facilitó que el nuevo gobierno negociara con la concesionaria la anulación del contrato por lo que el hospital pasó a ser de titularidad exclusivamente pública y la adjudicataria recibió una indemnización de 171 millones de euros (en Abril del 2014)  . El Gobierno Francés ahorró así  700 millones de euros del pago del canon durante 30 años.

         - En Vigo la Xunta de Galicia mantiene el contrato con la adjudicataria (pese a la gravedad de los incumplimientos) y pagará por el NHV cuatro veces más que si fuera por financiación pública; cesó al gerente (por motivos desconocidos, aunque previsibles)  para poner  su lugar a un funcionario políticamente aún más adicto que recibió el pasado día 24 días el Nuevo Centro pese a las deficiencias constatadas por los técnicos y a no estar terminado. Esta entrega tramposa permitirá que la Concesionaria comience a cobrar el canon y facilitará al Gobierno de Feijoo presumir de un Nuevo Hospital para la campaña electoral (aunque esta maniobra no se la cree nadie en Vigo).    

El artículo 210 de la Ley de Contratos del Sector Público  establece que los  órganos de contratación ostenta pueden interpretar los contratos administrativos, resolver las dudas que ofrezca su cumplimiento, modificarlos por razones de interés público, acordar su resolución y determinar los efectos de la misma. 

Asociación Galega para  Defensa da Sanidade Pública

28 de abril de 2015