FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

El presupuesto de la Xunta de Galicia para 2018 empeorara el sistema sanitario público

La Xunta de Galicia acaba de presentar el proyecto de presupuesto para 2018, y si vemos las cifras nos daremos cuenta de que su objetivo fundamental es mantener e incrementar la privatización sanitaria, tal y como se va demostrar a continuación:

1.- Aumenta el gasto destinado a privatizacion

Si sumamos las partidas destinadas a gestión privada, conciertos, externalizaciones (limpieza y energía) y el gasto en medicamentos y material sanitario, incluidos en los capítulos 2 y 4 (tabla 1) se constata que el gasto en privatización es muy abultado.

2.- Se reduce el gasto de personal

A pesar de que el Sergas es una organización de profesionales, donde la herramienta de trabajo fundamental es la inteligencia y el conocimiento, el Capítulo I de personal (44%) pierde fuerza con respecto al gasto en privatización, siguiendo la tendencia de los últimos años

3.- Se recorta el gasto en Atención Primaria

Supone el 13 % del total, a mucha distancia del 25% recomendado por el Ministerio de Sanidad en el Acuerdo Estatal AP-21 y del acordado en el “Plan de Mellora de AP” de 2008, consensuado con sindicatos y profesionales.

Tabla 1: Proyecto Orzamentos Xunta 2018 (en millones de euros)

cuadro sanidad1

En todas las Eoxis (Estructuras de Xestión Integrada), que subordinaron la gestión de los Centros de Salud a las gerencias hospitalarias, el gasto en privatización supera el gasto en personal salvo en Pontevedra que es el área con mayor porcentaje en AP y menor gasto en privatización, y que precisamente es la que tienen menor lista de espera de todo el Sergas. Por el contrario, el área de Vigo, que tiene el porcentaje más bajo de gasto en AP (11,2%), el más alto en privatización (60%) y el menor gasto en personal (20% inferior a la media del Sergas), es la que presenta las listas de espera más largas, solo superadas por el hospital privado concertado POVISA, muestra de que la gestión pública supera a la privada, como ya se ha demostrado en otras CCAA.

 4.- Sigue aumentando la partida para gasto farmacéutico

La situación actual ya es crítica en Galicia, una de las regiones del mundo con mayor gasto en fármacos y mayor consumo innecesario de fármacos:

España (2015) es uno de los países con mayor gasto farmacéutico según PIB (1,56%), ocupando el 6º lugar del mundo, solo 3 puestos por debajo de EEUU, mientras que Suecia gasta un 1.06% del PIB y Dinamarca menos de la mitad que España (0,71%).

Dentro de España, Galicia ocupa el 2º lugar tanto en GFP en recetas -20% superior como en Gasto privado -13% superior (Tabla2).

          Tabla 2

cuadro sanidad2

Estos datos de Gasto Farmacéutico Público (GFP) solo incluyen el gasto en Recetas (capítulo 4), el que más ha disminuido, debido en parte a la utilización de genéricos, pero también por el mayor gasto en fármacos por parte de los ciudadanos, en relación con las medidas del decreto 16/2012 (copagos y desfinanciación de fármacos). Sin embargo, el gasto que más crece es el Gasto Farmacéutico Hospitalario (GFH), debido a la acumulación de nuevos medicamentos, siempre costosos, no siempre eficaces.

En el año 2015 este gasto se disparó en el Sergas debido a los fármacos de la hepatitis C, alcanzando la escandalosa cifre de 434 M de euros. Desciende en 2016 hasta los 373 M, pero vuelve a ascender en 2017 hasta los 415 M e euros, un incremento de 11,1%, seis veces mayor que la media estatal, a pesar de que el coste en medicamentos para la hepatitis se redujo a la mitad.

El Gasto farmacéutico Público total (GFT) está en torno a 1115 M de euros en 2017 en Galicia (700M de euros en Recetas + 415 M de euros de GFH), un 5,2% superior a 2016. Casi 1 de cada 3 euros públicos se consume en medicamentos, sin incluir gastos farmacéuticos no contabilizados como los de los conciertos con la sanidad privada, especialmente el de Povisa y el centro Oncológico de Galicia (tampoco se considera el consumo de fármacos con financiación estatal, como los de las Mutualidades de funcionarios).

En el año 2017 el Ministerio de Sanidad comienza, por fin, a hacer públicos los datos de GFH (datos de los 5 primeros meses de 1917 (Tabla 3).

Galicia en 2017 es la 2ª CA en GFH en los 5 meses estudiados, 49% mayor que la media Estatal, como es la Comunidad que menos gasta en cada envase (34% inferior a la media de las CCAA), el elevado gasto en farmacia hospitalaria en el Sergas se debe al enorme consumo de fármacos por persona, 72% superior a la media de todas las CCAA, y muy por encima de CCAA con similar o mayor índice de envejecimiento, como Asturias o Castilla León.

Tabla 3: Gasto farmacéutico Hospitalario de Enero a mayo de 2017 y gasto total en M de euros. Numero de envases y población en Millones. Envases persona y GFH en

euros/persona

cuadro sanidad3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Ministerio de Sanidad

Según el proyecto de presupuestos para 2018 la Xunta pretende aumentar este consumo

La Xunta incrementa en 249 M de euros el GSP para 2018. El 70% de este incremento (171 M) se consume en fármacos y privatización, y solo el 30% (78 M) en personal, a pesar de los grandes recortes en capítulo 1 de los últimos años (Tabla 4). Esto agravará el círculo vicioso de consumo innecesario de fármacos/ incremento de efectos adversos/más consumo de fármacos:

Tabla 4

cuadro sanidad4

Así, el consumo hospitalario de antibióticos (AB), se encuentra en España 16 puntos por encima de la media europea, según la Agencia Europea del medicamento (EMA), y Galicia es una de las mayores consumidoras.

En el año 2016 (datos del Sergas) se prescribió al menos una pauta de AB (con receta) a más de la tercera parte de la población gallega (39 % de las mujeres y al 30 % de los hombres), un 13% mayor que hace únicamente 3 años, sin incluir el autoconsumo (los AB son el tercer fármaco dispensado sin receta en las farmacias, a pesar de su prohibición) y los recetados en la sanidad privada (total oscurantismo al respecto). Según el propio Sergas, los niños gallegos son los mayores afectados. Consumen entre 2 y 3 ciclos de AB en los 3 primeros años de vida, innecesarios y por lo tanto perjudiciales en la mayoría de los casos (el 90% de las infecciones son víricas y no deben tratarse con AB). 

Este abuso produce resistencias que incrementan el gasto sanitario y la mortalidad, que ya supera a las muertes por los accidentes de tráfico, aunque la Xunta haga muy poco para evitarlas, más allá de campañas de marketing, de escasa eficacia.

El consumo de Estatinas (para el colesterol) está más que disparado. Se ha multiplicado por 4 en 10 años, y lo consumen gran parte de los mayores de 75 años, a pesar de no estar indicado más que en un pequeño porcentaje de personas en este grupo de edad, según informe de evaluación del propio SNS, y de que pueden producir efectos adversos que empeoran su calidad de vida.

5.- El presupuesto para salud pública se encuentra en niveles inaceptables. Solo existe una raquítica partida de 11,5 M de euros, un 0,3% del GSP total para 2018.  Sin embargo, existe suficiente evidencia de que la mejora en los hábitos de vida produciría una caída drástica del cáncer y de la obesidad, la hipertensión, la artrosis, la depresión, la diabetes, el colesterol, y del dolor que provocan estas patologías, y por lo tanto del consumo y del gasto en los fármacos que tratan estas dolencias, los más recetados en el Sergas (uno de cada 4 gallegos consumen habitualmente fármacos para el dolor, uno de cada seis para la HTA y  tranquilizantes o antidepresivos, uno de cada siete estatinas y omeprazol, y una parte no despreciable de gallegos consumen todos ellos).

Mientras tanto, a pesar de que el hábito de fumar es una de las mayores lacras sanitarias, causante de una alta morbi-mortalidad (Cáncer de pulmón, EPOC, IAM) y de un 15% del gasto sanitario (público+privado), existe cada vez mayor dejación del gobierno gallego en la lucha contra el tabaquismo. Esto se refleja en la caída a la mitad de las multas por incumplimientos de la ley antitabaco, mientras las muertes por cáncer de pulmón se han disparado un 70% en las mujeres gallegas en la última década. ?

La privatización creciente y el consiguiente incremento desmesurado del consumo innecesario de fármacos y tecnologías se consigue a base de una enorme presión de las Multinacionales que infiltran el Sergas, gracias a un fuerte apoyo del gobierno de la Xunta y a una tupida red de conflictos de interés, que asfixian el sistema y empeoran los hábitos de vida y la salud de la población gallega.