FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

La FADSP ante la Sentencia del Tribunal Constitucional sobre el RDL 16/2012

 

         El Tribunal Constitucional ha desestimado el recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Parlamento de Navarra contra el Real Decreto 16/2012, que excluyo de la asistencia sanitaria pública a colectivos  como extranjeros sin permiso de residencia en España o jóvenes que no hayan cotizado a la seguridad social por no haber tenido nunca acceso a un trabajo remunerado. Desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública queremos comunicar al respecto:

                        1- Que, aunque que no cabe más remedio que acatar la resolución, la misma supone refrendar la inaceptable e inhumana decisión del Gobierno del Partido Popular de excluir de la asistencia sanitaria a los colectivos más vulnerables desde el punto de vista social y sanitario. Así queda recogido en los tres votos particulares de magistrados del Tribunal que recogen que las nuevas figuras de asegurado y beneficiario contempladas en el Real Decreto 16/2012  tienen como único objetivo excluir a los extranjeros sin permiso de residencia en España y en riesgo de exclusión social. Desde nuestra Federación consideramos que ninguna persona  debería ser privada del derecho a las asistencia sanitaria por motivos políticos, económicos, raciales o sociales.

                        2.- La aplicación de este Decreto ha supuesto un graves sufrimiento para para más de una millón de personas, algunas de ellas fallecidas por falta de asistencia  sanitaria. El Gobierno ha recurrido la falsa e hipócrita justificación de la necesidad de ahorrar costes y mejorar la eficiencia del sistema sanitario para adoptar esta decisión, cuando es de sobra conocido el bajo gasto sanitario  que generan los emigrantes (en su mayoría jóvenes y en buena salud). El peligro de insuficiencia financiara de la sanidad española está asociado a la utilización intensiva e irracional de la alta tecnología y de medicamentos (cada vez más costosos e ineficaces), promovidos por las grandes corporaciones internacionales de farmacia y tecnología, los recortes del gasto sanitario y el fraude y la escasa presión fiscal que soportan de los sectores económicos más poderosos del país. 

                        3.- Este  fallo del Tribunal Constitucional viene a corroborar la urgente necesidad de modificar la Constitución Española para que el derecho a la protección de la salud (garantizado a través del acceso universal a la atención sanitaria) quede recogido en el capítulo de derechos y deberes fundamentales de las personas, cosa que no ocurre en la actualidad.

                        4.- Consideramos que este cambio constitucional, que debería realizarse a la mayor brevedad y con el mayor consenso posible, para que nuestro ordenamiento jurídico recoja  los acuerdos internacionales firmados por el Estado Español, como la Declaración Universal de Derechos de Humanos de las Naciones Unidas: Articulo 7 “Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación”;  articulo 13 “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado”; articulo 25 “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”.

                        5.- Desde la FADSP hacemos un llamamiento a las organizaciones políticas progresista  para que realicen los esfuerzos necesarios para apartar al Partido Popular del gobierno del país y constituir un gobierno que anule el RD 16/2012 y restituya el carácter universal, equitativo y redistributivo del Sistema Nacional de Salud. La Sanidad Pública no resistirá otros cuatro años de gobierno neoliberal. 

FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PUBLICA

3 de agosto de 2016