FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

La ADSP de Canarias ante la pésima atención a los trastornos infantiles graves

Para la ADSPC es intolerable la ausencia de una Red de Atención Temprana a los trastornos del desarrollo infantil, entre ellos los Trastornos del Espectro Autista, para los que se precisa un conjunto de intervenciones, en el ámbito sanitario público, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, con el objetivo de dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presenten los niños. Se estima que dicha población infantil en Canarias supera los 9.000 niños, siendo la única Comunidad Autónoma del Estado que no dispone de una red de atención temprana pública y por tanto gratuita en el momento del uso. Con tal ausencia de recursos, se fuerza a que los niños con esta necesidad acudan a centros privados (que tienen listas de espera de años) o queden con secuelas irrecuperables por no poder costear sus servicios.

 En cuanto al desarrollo en general de la Red de Atención a la Salud Mental infanto-juvenil se sabe que entre el 7 y el 25% de la población infanto-juvenil reúnen criterios para un diagnóstico psiquiátrico y que alrededor de la mitad presenta un significativo desajuste como consecuencia de ello. La asistencia para los niños, niñas y jóvenes debe ser específica y diferenciada de los dispositivos de asistencia mental para adultos. El desarrollo de los dispositivos  ha sido lento, irregular y poco equitativo, no todas las áreas geográficas disponen de Unidad de Salud Mental infanto-juvenil (USMIJ).

 Existen desajustes graves en la infancia y adolescencia que requieren de intervenciones en régimen de hospitalización tales como los intentos de suicidio, trastornos de la conducta alimentaria graves, psicosis y otros trastornos de conducta. En el momento actual no existe ninguna Unidad de Hospitalización en toda la Comunidad Autónoma. En su defecto, la hospitalización se está llevando a cabo en Unidades de hospitalización no preparadas para las características y necesidades del paciente pero adecuadas para su edad (Pediatría) o en Unidades sin personal específico para la atención infanto-juvenil pero preparadas para las características y necesidades del paciente (Unidades de Hospitalización Breve de adultos).

 Parece claro que el desarrollo de la Red de Psiquiatría Infanto-Juvenil, no ha supuesto una prioridad, el grado de incumplimiento para la Red de modo completo se remonta a unos 10 años. En su desarrollo deben establecerse líneas de colaboración estables con los servicios sociales y educativos, evitando que estos se limiten a unos apoyos puntuales o con fecha de caducidad, debiendo implementarse una línea de cuidados y apoyos transversales de forma colaborativa donde las personas no reciban una suma de dispositivos sino un Plan de cuidados individualizado, coherente e integral.

 En relación a los Servicios Sociales, la incidencia de problemática de índole social entre los pacientes de las USMIJ es muy elevada. Se requiere una relación continua entre servicios sociales de las USMIJ y los ayuntamientos, así como con los profesionales del trabajo social de los centros educativos que los tengan, particularmente los de educación especial (C.E.E.). Y respecto a los Servicios Educativos, dentro del Convenio de colaboración Consejería Educación-Consejería Sanidad, se deben primar programas orientados a la promoción de la salud mental desde la infancia. Aquí cobra relevancia la relación de los C.E.E. con la Red de Atención a la Salud Mental infanto-juvenil aportando información acerca del estado de los alumnos-pacientes, en el entorno escolar y familiar, a los profesionales de las USMIJ. Estamos hablando de un colectivo con pluripatologías, muchos con trastornos de conducta, para los que cabe recomendar las clásicas pautas para la modificación de conductas, tanto para el colegio como para su casa, así como el apoyo de los terapeutas de las USMIJ mediante la intervención sobre sus pacientes en la consulta en relación con los aspectos que están generando conflictos en los colegios, con hetero y autoagresiones, etc. y también para reforzar sobre los padres el mantenimiento firme de las pautas en casa.

 Las terapias psicológicas, además del apoyo farmacológico, pueden ser de gran ayuda para complementar el esfuerzo que tanto en los colegios como en las consultas se debe hacer para integrar a los alumnos en las dinámicas educativas que les ayuden a progresar conductualmente. Sin embargo las terapias psicológicas no están contempladas en la cartera de servicios de las USMIJ y ni siquiera se cuenta con espacios e infraestructuras adecuadas para ello, ni con tiempo, dada la escasez del personal, psiquiatras y psicólogos, para cubrir la amplia demanda de atención.

 

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

 

17 de abril de 2017

17 de abril de 2017

ADSP Canarias en el Día Mundial de la Salud

Este 7 de abril la OMS dedica su día conmemorativo a la Depresión

La depresión es una enfermedad mental común que a menudo se presenta con síntomas de ansiedad. Estos trastornos pueden volverse crónicos o recurrentes y llevar a importantes fallas en la habilidad de un individuo para llevar a cabo sus tareas diarias. En casos severos, puede llevar al suicidio. En el mundo se pierden casi un millón de vidas al año por suicidio, lo que se traduce en 3000 suicidios por día. Por cada suicida, hay 20 o mas que intentan terminar con su vida (OMS,2012).

Actualmente se conocen los factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir depresión:
• Género. La depresión es dos o tres veces mas común en las mujeres.
• Desventajas económicas, o sea la pobreza.
• Desventajas sociales tales como el bajo nivel educativo.
• Genética. Si hay alguien con el trastorno en la familia inmediata, se tienen de dos a tres veces mas probabilidades de adquirir la enfermedad en algún momento de la vida.
• Exposición a la violencia.
• Ser separado o divorciado, especialmente para los hombres.
• Padecer otras enfermedades crónicas.

La depresión mayor es uno de los trastornos psicológicos más prevalentes y que más problemas de discapacidad genera en la actualidad; tanto es así, que la OMS estima que se convertirá en una de las tres principales causas de discapacidad en todo el mundo en el año 2030. Los estudios realizados en nuestro país indican que la prevalencia anual de depresión en Atención Primaria (AP) se encuentra en un rango entre el 9.6% y el 20.2%.

Además, la depresión posee una alta comorbilidad cursando con otros problemas tanto físicos como psicológicos. Por ejemplo, el 41.7% de las personas con un trastorno depresivo sufre un trastorno de ansiedad o un trastorno por consumo de alcohol (Alonso et al., 2004b) mientras que la prevalencia de pacientes con enfermedad física crónica que presenta un trastorno depresivo se ha llegado a situar entre un 9.3% y un 23.0%.

Como hemos señalado anteriormente, la depresión y los problemas físicos guardan una estrecha relación y, en ocasiones, estos pacientes presentan como quejas principales otras dolencias, principalmente de carácter somático, sin hacer una atribución directa a sus problemas emocionales. En este sentido, la probabilidad de presentar síntomas de dolor muscular, de cabeza o de estómago es entre 4 y 7 veces mayor en aquellos cientes diagnosticados de depresión. Por tanto, la realización de un correcto diagnóstico no siempre es sencilla. Muchas veces, este trastorno del ánimo se infradiagnostica, es decir, no se diagnostica depresión en personas que realmente la sufren, o se sobrediagnostica, al diagnosticar depresión en personas que realmente no la sufren.

Muchas personas no reciben un tratamiento adecuado, lo que a la larga produce abandonos y recaídas, elevando los costes. y lo más preocupante es que hoy en día se ha disparado el consumo de antidepresivos, porque en la mayoría de las ocasiones el abordaje desde la AP y desde las Unidades de Salud Mental (USM) no es el apropiado. No se ofrecen terapias psicológicas, porque ni siquiera las USM cuentan con espacios e infraestructuras adecuadas para ello.

Por lo tanto, tenemos que centrar nuestros esfuerzos en aplicar políticas de promoción y prevención, actuar sobre grupos de riesgo, en realizar diagnósticos correctos, y mejorar la educación de la población acerca de los problemas de salud mental. El hecho de que las personas deprimidas presenten sus problemas psicológicos y/o emocionales como su principal queja se ha mostrado relacionado con una mayor precisión en el diagnóstico. En este sentido, mejorar la educación sobre cómo funcionan los problemas emocionales, cuáles son sus principales síntomas y posibilidades de tratamiento, y reducir la estigmatización en torno a los mismos, puede ser de gran ayuda a la hora de incrementar la probabilidad de que sean expresados y reconocidos en las consultas de AP.

La depresión puede volver difícil aun lo mas simple de cada día, pero hay cosas que se pueden hacer para sentirse mejor, aunque sea en forma leve: el ejercicio físico para reducir el nivel de estrés y mantener el peso . La alimentación equilibrada. Las técnicas de relajación, como la meditación y la respiración profunda. La adquisición de hábitos saludables de sueño. El limitar o abandonar el consumo o abuso de alcohol y sustancias psicoactivas. Etc.

El abordaje de este y otros trastornos mentales, así como de otros problemas de salud requiere cambios sustanciales en todas las políticas públicas y en nuestro sistema sanitario.
Se precisa cambiar el modelo, aplicando políticas de prevención y de promoción de la salud en el marco de una Ley de Salud y de Sanidad de la que carecemos en Canarias, fuertemente demandada ( más de 25000 firmas han respaldado una ILP en este sentido). Hay que desarrollar y mejorar el Plan de Salud de Canarias, aprobado el pasado año en el Parlamento, que solo tiene una vigencia de 2 años, y que carece de los recursos financieros necesarios. Es urgente discutir y aprobar un Plan de Salud Mental integral, que permita profundizar en un modelo asistencial comunitario centrado en las personas, como demandan la población y los profesionales (ASOCIACIÓN CANARIA DE NEUROPSIQUIATRÍA) .

El día de hoy no debe quedarse en la concienciación de lo que supone la depresión, para las personas que la sufren y para la población en general, sino que debe ser un dia de reivindicación y de búsqueda y consolidación de alianzas entre organizaciones, fuerzas sociales, políticas, profesionales e instituciones que propicien un Pacto por la Salud y la Sanidad Pública en Canarias.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Canarias a 7 de abril 2017

La ADSPC exige transparencia en las listas de espera para especialistas

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias ha presentado en el Registro de la Consejería de Sanidad solicitud de las listas de espera reales para las distintas especialidades.

Así se ha hecho habida cuenta de las declaraciones del Presidente Clavijo sobre listas de espera ocultas primero y las contradictorias y sorprendentes después del Consejero Baltar atribuyéndolas a un defecto informático consistente en que no se volcaron datos que "sobrepasaban los 100 caracteres" (sic) y hartos de tanta opacidad y burla a la más elemental transparencia democrática, concretamente en cuanto a la publicación de los datos de las listas de espera por especialidades en CAEs, Centros de Atención  Especializada, y hospitales de toda la Comunidad Autónoma.

La ADSPCtiene como finalidadentre otras, velar por que lasAdministracionesrespeten las disposiciones legalmente establecidas en materiasanitaria. En elartículo10.2delaLey14/1986,de25deabril,GeneraldeSanidad se disponeque todos tenemos derecho a la "informaciónenformatosadecuadosaccesibles y comprensibles", también la Ley 12/2014,  de 26 de diciembre, de transparencia  y  de acceso  ala información pública, en su art. 23.c dice que: "La Administración pública de la Comunidad Autónoma de Canarias, respecto de sus servicios y procedimientos, así como respecto de los que se prestan o se gestionan por los organismos y entidades vinculadas o dependientes de la misma, hará pública y mantendrá actualizada la información de las listas de espera reales existentes para el acceso a los servicios."

Por todo lo anterior,la  ADSPC ha solicitadoselefacilite,porlos medios adecuados, información detallada de las listas de espera reales de las diferentes especialidades para el acceso a estos servicios, detallándose en las mismas las existentes para: 1º Consulta médica de los diferentes centros directivos de atención especializada, tanto de los CAEs como de los centros hospitalarios y 2º Listas de espera para tratamientos de las diferentes especialidades en los diferentes centros.

En la ADSPC estamos convencidos de que la información que se hurta a la ciudadanía y que pedimos, es fundamental para abordar un plan estratégico participativo donde la profesionalización de la gestión, la mejora de la financiación, la revisión de los conciertos con el sector privado y el fortalecimiento del sector público deben ser pilares básicos.


Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

En Canarias a 30 de marzo de 2017

La cortina de humo del Consejero Baltar

Una de cal y otra de arena, así se está anunciando la política sanitaria del gobierno minoritario de la CC del Sr. Clavijo y de su consejero estrella del ramo José Manuel Baltar. Primero nos dicen que dispondrán de la concertación "a discreción", sin temblarles el pulso, ante los escandalosos resultados de la famosa auditoría de listas de espera (que ahora de modo absolutamente increíble achacan a un problema informático) y a continuación llaman a la "elaboración de un documento" en un plazo que se extiende, con la que está cayendo, nada más y nada menos que hasta el 15 de septiembre, para dar respuesta a los problemas sanitarios de Canarias.

Han bastado dos escasos meses para que el nuevo Consejero de Sanidad se transmutara de "consumado gestor", como nos lo presentó el Presidente Clavijo, en político al uso, salto que ha dado con la formulación de una propuesta para un "proceso de reflexión con partidos, sindicatos, profesionales de la salud y organizaciones ciudadanas para definir las necesidades sanitarias" apostando por tocar la fibra populista pura y dura.

En definitiva la típica cortina de humo que se levanta cuando no se sabe qué hacer y al parecer ni siquiera cuales son las necesidades de salud y atención sanitaria de nuestra población, cosa que podría resolver en una semana basándose en la Iniciativa Legislativa Popular por la salud y la defensa de la sanidad pública canaria, avalada por más de 25.000 firmas y presentada en el Parlamento de Canarias en el año 2010, así como en el recientemente aprobado Plan de Salud de Canarias, ambos mejorables pero ya útiles para abordar la problemática señalada.

Por tanto, Sr. Baltar, no estamos ante propuestas constructivas ni a corto ni a largo plazo, son tan solo estrategias  que lo único que pretenden es por un lado crear coartadas para aumentar la política de conciertos y por otro lavar su cara y la del gobierno ya que está claro lo que necesita la Sanidad Canaria, se lo han dicho los diversos partidos del Parlamento, se necesita financiación y gestión cosa que contrasta con algunos nombramientos que ha hecho siguiendo la línea del clientelismo partidista, habitual por estos lares, en lugar de apostar por la gestión responsable.

Frente a una situación de emergencia pone usted el horizonte en los presupuestos de 2018 y afirma que "no cuenta con ficha financiera ni con límites económicos, aunque reconoce que la consejería de Hacienda será quien establezca hasta dónde puede llegar". Sr. Baltar, ¿nos toma por idiotas? Está usted vendiendo aire con un gobierno que hace dogma de fe insalvable del recorte de los servicios públicos.

Sr. Consejero, si reconoce que hace falta financiación es usted el que la tiene que pedir al gobierno, tenemos la impresión de que no se atreve a decir que el gobierno no le da lo que la gestión necesita. En definitiva, usted está tejiendo una madeja para seguir igual o peor que como estamos,  porque hasta el 15 de septiembre ¿qué va a ocurrir con las listas de espera, con las urgencias, etc., en una palabra, con la Salud de la población canaria?. Sr. Consejero, hable claro.

Hay un clamor popular en la ciudadanía, en los profesionales sanitarios, en las fuerzas políticas y sindicales que señalan insistentemente las deficiencias y precariedades, aportando soluciones que pasan por financiación y gestión eficaz, ¿no eran esas sus cartas de presentación?. Ya está bien de engaños, de verdades a medias que según dicen son las mayores mentiras.

Sr. Consejero no se oculte tras una cortina de humo, los problemas están claros y las soluciones también aunque comprendemos que es mucho pedir por nuestra parte teniendo usted como referencias a CC y a la patronal de la sanidad privada. Reconociendo su inteligencia, aunque usted no parezca actuar a la recíproca,  opinamos que debería seguir el ejemplo de sabiduría que dio aquel recién nombrado dirigente de la sanidad canaria que tardó apenas unos días en dimitir cuando las consignas de turno le dejaron claro lo que había.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

En Canarias a 9 de marzo de 2017

Por la organización de Mareas Blancas a favor de la Salud y la Sanidad Pública en Canarias

Los servicios públicos de salud constituyen un instrumento de solidaridad y redistribución social mediante la atención integral a la salud. En los últimos años los gobiernos han recortado el gasto público, abaratado el despido y precarizado las condiciones laborales, utilizando como pretexto la crisis financiera generada por los modelos  económicos conservadoras y neoliberales. Las consecuencias:  aumento de los niveles de pobreza, de las desigualdades sociales y empeoramiento de la salud de las poblaciones.

En el Estado español, la aprobación del R.D. 16/2012 por el gobierno provocó una reforma que ha supuesto el cambio de aseguramiento, con la exclusión de grupos de población, la fragmentación de la cartera de servicios y  la introducción de copagos, que están afectando a la población más desfavorecida, crónicos y pensionistas. Se han perdido la universalidad, la accesibilidad y la equidad, principios básicos del sistema sanitario público.

Esta situación se verá agravada en un futuro próximo, no solo por la insistencia en las mismas recetas  que se han aplicado y se siguen aplicando, sino además por tratados internacionales como el recién aprobado CETA que si no luchamos y conseguimos revocarlo, repercutirá negativamente al disminuir los controles sobre la seguridad alimentaria y protección ambiental, dejando sin freno el crecimiento de la industria de los medicamentos y provocando la privatización irreversible de los servicios sanitarios con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

En cuanto a Canarias, sus gobiernos aplicando las mismas políticas neoliberales y conservadoras caracterizadas por los recortes presupuestarios en el Servicio Canario de Salud que sufre deficiencias históricas en  infraestructuras y personal por unas  transferencias muy deficientes, además de una penosa gestión, así como una politización clientelar de la sanidad, que  han llevado a la pérdida de miles de puestos de trabajo, la precarización de las condiciones laborales,  el cierre de camas, la paralización de nuevas obras, el incremento de las listas de espera, el colapso de las urgencias, la reducción muy acentuada del presupuesto de Atención Primaria, el deterioro de nuestros hospitales públicos, que se encuentran a la cola de los del Estado Español, el abandono de las políticas preventivas y de salud pública,  con el  consiguiente incremento del gasto en farmacia y tecnología sanitaria, la insatisfacción de los usuarios, etc.

Al mismo  tiempo, el gasto en conciertos sanitarios con la sanidad lucrativa privada no se ha reducido (Canarias es la tercera comunidad del Estado que le dedica mayor parte del presupuesto público) y el gasto de los hogares ha crecido para paliar las deficiencias del sistema público. Esta política de desmantelamiento de los servicios públicos y de privatizaciones de la provisión de servicios mediante conciertos y externalizaciones está  repercutiendo en la salud de la ciudadanía canaria ya seriamente afectada al sufrir niveles de paro y  de pobreza escandalosos y con unos salarios y pensiones por debajo de la media del Estado español.

En definitiva, la política de reformas y recortes están beneficiando a las aseguradoras y entidades privadas y a la industria farmacéutica y de tecnología sanitaria, y perjudicando gravemente a las personas con menos recursos, desempleados, pensionistas y enfermos crónicos y al personal de los servicios sanitarios, que está alcanzando niveles de precariedad y de desgaste por estrés, con repercusión en los ciudadanos, hasta límites inaceptables.

Hasta la fecha el rechazo político, social e institucional a estas políticas, aunque se ha producido,  no ha  tenido la fuerza  que la situación requiere. Esta situación demanda una respuesta unitaria de la ciudadanía, no solo con la movilización de las personas a título individual, sino con la participación de colectivos sociales, profesionales, asociaciones de enfermos y de familiares, organizaciones sindicales e instituciones. En pocas palabras, ante un  deterioro nunca visto en la salud de la población canaria  se requiere una respuesta contundente para que de forma urgente se aborden las siguientes medidas que

Proponemos:

1) Garantizar un Sistema Canario de Salud público,  universal, equitativo, gratuito, de calidad, con una financiación adecuada y finalista, y con gestión, provisión y producción públicas.

2) Derogación del RD 16/2012 y de todas las leyes y normas que facilitan la privatización de  la sanidad, particularmente de la Ley 15/97.

3) Rechazo a los copagos.

4) Revisión inmediata, bajo control público, de los conciertos con el sector privado y reducción paulatina del dinero dedicado a los mismos en beneficio del sistema público.

5) Plan urgente de infraestructuras. Construcción y dotación inmediata de los Hospitales Comarcales. Mejora y dotación de los hospitales públicos y centros de salud,  con especial énfasis en los servicios de urgencias hospitalarios, comarcales y normales de urgencias.

6) Recuperación de los puestos de trabajo perdidos y asegurar la suficiencia de profesionales, con una política de recursos humanos incentivadora y aplicación de las incompatibilidades.  Acabar con las guardias de 24 horas y con la precariedad laboral. Atender las reivindicaciones del personal no sanitario.

7) Profesionalización de la gestión sanitaria desvinculándola de la asignación politizada.

8) Planes estratégicos prioritarios para listas de espera, urgencias, salud mental, drogodependencias, rehabilitación y dependencia.

9) Dar protagonismo a la Salud Pública y a la Atención Primaria, con los recursos adecuados, para reorientar el sistema, actualmente centrado en la enfermedad y su mediatización mercantilista Coordinación entre la Atención Primaria, Especializada y Sociosanitaria.

10)Dotación de centros socio-sanitarios y hospitales de crónicos, que deben estar correctamente coordinados con los servicios sanitarios,  con los servicios sociales y  con los dispositivos asistenciales  municipales, para garantizar la continuidad de cuidados de pacientes crónicos, dependientes. y personas con diversidad funcional.

11) Desarrollar el modelo futuro de atención a pacientes crónicos favoreciendo su atención en domicilio. Potenciar también la atención domiciliaria para niños y niñas con cáncer así como en determinadas urgencias médicas y psiquiátricas.

12) Desarrollar,  en todos los niveles,  instrumentos efectivos de participación social y profesional.

13) Garantizar la transparencia del sistema sanitario público y la confidencialidad de la información en salud de la ciudadanía, que debe estar depositada en bases de datos públicas, excluyendo el acceso, gestión o cesión a entidades privadas.

14) Canarias necesita una Ley de Salud y Sanidad Públicas, que sustituya a la obsoleta Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias, y un Plan de Salud que se centre en evaluar las desigualdades de salud y el impacto de todas las políticas en la salud. Un Plan de Salud con suficiente financiación,  que sea además un instrumento de participación de los profesionales y ciudadanía en la planificación y gestión.

Estas reivindicaciones están recogidas en una ILP, que lleva 3 legislaturas en nuestro Parlamento, y que está avalada por la firma de 25000 personas de Canarias.

Evidentemente la voluntad política ha sido nula hasta ahora, por eso es absolutamente necesario que la ciudadanía canaria en general se movilice, salga al paso de la situación organizándose y manifestando de modo inequívoco su firme voluntad de no permitir más dilaciones en la aplicación de las soluciones apuntadas para que de una vez por todas se cambie el actual modelo en favor de una promoción de la salud y una atención a la enfermedad acordes con las auténticas necesidades de nuestra población.

¡Organicemos Mareas Blancas a favor de la Salud y la Sanidad Pública en todas y cada una de nuestras islas!


Canarias a 1 de marzo de 2017

Marea Blanca de Tenerife
 

 

La ADSPC ante la suspensión de la Cirugía programada por la merma de sangre del grupo O+

   Ante la anunciada como considerable disminución de las reservas de concentrados de hematíes del grupo O+ que ha llevado a posponer las intervenciones quirúrgicas programadas en los hospitales de Canarias, desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) queremos hacer las siguientes puntualizaciones sabiendo de antemano que el Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia vende sangre a las clínicas privadas:

      1) Creemos que no es de recibo que centros privados puros o privados concertados obtengan, en mayor o menor medida, una rentabilidad económica de esa sangre que compran a una entidad pública y a la que la ciudadanía aporta de modo altruista sus donaciones.

      2) Igual que en los hospitales públicos hay bancos de sangre que en muchas ocasiones utilizan como argumento para conseguir donaciones el de que hay que hacerlas para los familiares ingresados, de la misma manera los otros centros no públicos deberían tener su propio banco de sangre al que se hicieran igualmente las donaciones correspondientes.

      3) De cualquier manera y hasta que no se establezcan criterios acordes con lo señalado, consideramos necesaria una clara prioridad a favor de los hospitales de la sanidad pública a la hora de la distribución de las reservas de concentrados de hematíes. Sin embargo nos llama la atención que esté planteado el problema en unos hospitales públicos determinados y no tenemos noticia de centros privados afectados.

     4) Por tanto, esperamos que ante esta crisis de reservas no se venda ni un solo concentrado a centros privados. Es necesario que en la situación actual quede garantizado de modo absolutamente prioritario el funcionamiento del servicio público en detrimento del privado.

     5) En vista del problema planteado no dejamos de preguntarnos si estamos ante una pésima gestión, ante un elemento más de la campaña de descrédito de la sanidad pública por parte del gobierno de Clavijo para justificar su entrega a la sanidad privada, o de ambas cosas que en la coyuntura actual pueden encajar perfectamente en el plan para el desmantelamiento de la sanidad pública canaria. El siguiente capítulo ya se anuncia con el "descubrimiento" de una "nueva dimensión" de las listas de espera que nos hará empalidecer y que, sin dudas, se achacará a la gestión del anterior consejero Jesús Morera.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

En Canarias a 23 de febrero de 2017

Presentación y Manifiesto ADSP Illes Balears

La Sanidad Pública universal ha sido la base fundamental para el desarrollo del Estado del Bienestar y es uno de los pilares para asegurar la solidaridad y la equidad dentro de una sociedad, ya que supone el esfuerzo de las personas con más poder económico y más sanas para permitir la atención sanitaria de los que tienen menos y están enfermos.

En los últimos años estamos viviendo una maniobra privatizadora donde juega un papel fundamental la estrategia de convencer a la opinión pública de las ineficiencias y problemas de funcionamiento del sistema sanitario público. Cuando son las políticas neoliberales las principales responsables de esta situación mediante la introducción de nuevas formas de gestión empresarial, que con la excusa de la innovación buscan la oportunidad de extender sus negocios y descapitalizar el sistema sanitario público.

Hay una estrategia de avanzar de manera lenta y continuada hasta conseguir que el derecho a la protección de la salud deje de ser un derecho de todos los ciudadanos y pase a ser un privilegio para aquellos que puedan pagar la asistencia sanitaria, dejando para los menos favorecidos un modelo de beneficencia.

Se están produciendo grandes cambios no sólo en las organizaciones sanitarias, sino en todas las organizaciones públicas a causa de estas políticas neoliberales que se están implantando. Estas políticas nos llevan a un futuro donde la gestión de los servicios públicos por empresas con ánimo de obtener beneficios, nos sitúa ante una pérdida de derechos ciudadanos a costa del aumento de beneficios empresariales. Ante esta deriva tomamos posición contra este tipo de políticas y contra estos modelos de gestión y proponemos la creación de una Plataforma en defensa de la SANIDAD PÚBLICA de las Islas Baleares.

Esta Plataforma pretende conseguir:

1. Una sanidad universal, gratuita y de calidad, financiada por impuestos públicos.

2. Una gestión sanitaria pública, con políticas de RRHH que potencien la dedicación exclusiva de los profesionales a la asistencia pública.

3. Recuperar las privatizaciones o externalizaciones, mediante la rentabilización de los servicios públicos. Derogación de la Ley 15/97 sobre nuevas formas de gestión de los servicios sanitarios.

4. Recuperación de la Ley 33 /2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública que promueve la disminución de las desigualdades sociales en salud, así como la derogación del RD 16/12 de medidas de sostenibilidad del sistema de salud que mantiene la condición de tener que estar asegurado para ser atendido con fondos públicos.

5. Potenciación y correcta dotación de los dispositivos de salud pública, desarrollando políticas encaminadas a la vigilancia del estado de salud de la población y sus determinantes (salud alimentaria, laboral, ambiental, brotes y riesgos epidémicos etc.). Fomentar la Inclusión de políticas de salud pública, en todas las políticas.

6. Reforzar la Atención Primaria como eje y ordenación de la asistencia sanitaria y mejorar la coordinación entre los niveles asistenciales de atención primaria y atención especializada/hospitalaria.

7. Mejorar la atención a la salud mental, la atención socio-sanitaria y la atención a la cronicidad. Creación de centros socio-sanitarios y de residencias públicas.

8. Potenciar la docencia, la gestión del conocimiento científico y la investigación en el área del medicamento y la tecnología sanitaria, con recursos del sistema público de salud, con independencia de la industria farmacéutica y tecnológica.

9. Dotación suficiente para mejorar los recursos y estructuras técnicas de la sanidad pública, dirigidas a la evaluación de medicamentos, material, dispositivos y tecnología sanitaria, y a la promoción del uso racional con criterios de eficiencia.

10. Desarrollar iniciativas del sistema de salud para garantizar una negociación justa, equitativa y transparente de los precios de los medicamentos, los dispositivos y la tecnología sanitaria, evitando los precios abusivos de los mismos. (Iniciativa “No es sano”).

11. Transparencia en la gestión del sistema sanitario como parte de toda política de gestión pública. Especialmente en la gestión de las listas de espera, conciertos y gastos, garantizando una atención sanitaria eficaz y equitativa.

12. Participación real de la población y de los profesionales, en la gestión de las Áreas de salud, Hospitales y Centros de Salud, con la creación de los Consejos de Salud que están definidos en la Ley General de Sanidad de 1986.

En Palma, 16 de Febrero de 2017

cartel vertical


Correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.     Twitter: https://twitter.com/adspmallorca

Facebook: https://www.facebook.com/ADSP-IIIes-Balears-130431214050483/

ADSPC Convocatoria para organizar la Marea Blanca Canaria

Se pone en marcha la preparación de una Marea Blanca "preventiva"

   El pasado viernes, 20 de enero, tuvo lugar un primer contacto entre diversos colectivos de la sociedad civil, de profesionales sanitarios y de varios sectores de la ciudadanía, con el objeto de analizar la alarmante deriva que para la sanidad canaria está desarrollando el actual Presidente del Gobierno de Canarias Fernando Clavijo y su partido Coalición Canaria. Del hecho incuestionable de la entrega de la gestión sanitaria pública a la patronal de la sanidad privada, a través de uno de sus principales representantes como es el señor Baltar, así como de las posteriores declaraciones públicas del Sr. Clavijo, no puede sino concluirse que ya hoy es tarde para dar la correspondiente respuesta ciudadana y profesional ante semejante amenaza para la existencia del sistema sanitario público en nuestras islas.

   La respuesta pues no se puede hacer esperar, es más, dadas las circunstancias es absolutamente necesario que se plantee con carácter "preventivo" que debemos adelantarnos a lo que evidentemente va a ocurrir si no nos movilizamos de inmediato. ¿Y que podría ocurrir?, pues que Baltar, mediante lo que denomina "colaboración público-privada" cuya necesidad dice que "van a estudiar", vacíe buena parte de la dotación presupuestaria de la sanidad pública hacia la concertación con la privada ofreciendo encima como "resultado" la disminución de determinados tramos de la lista de espera quirúrgica, los más rentables para la privada sobre todo, transgrediendo la normativa legal que exige "que antes de cualquier concierto el sector público esté al 100% de su rendimiento" y a costa de hundir aún más a la atención sanitaria con medios públicos, es decir, a la que debe garantizar la equidad en salud para toda la población sin ningún tipo de distinción. Es a esa consecuencia última a la que apunta el proceso privatizador que venimos sufriendo desde hace muchos años, la del desmantelamiento de la sanidad pública que quedaría como "beneficencia" para personas sin recursos y la de una boyante sanidad lucrativa privada como opción "obligada".

    Por todo ello la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC) quiere hacer un llamamiento a la preparación de una gran Marea Blanca en nuestras islas, en todas y cada una de ellas, con la presencia más amplia y plural que sea posible, de colectivos de trabajadores, de profesionales, de pacientes, de familiares, de pensionistas, de sindicatos del sector sanitario, de asociaciones de vecinos, de plataformas, así como de las personas en general a título particular, como única forma efectiva de plantar cara a la situación.

    Estamos convencidos de ello, por eso pedimos ideas, propuestas y participación en las reuniones amplias que queremos celebrar, llegando a  una planificación  conjunta detallada del proceso a desarrollar de aquí en adelante que debe comprender una intensa y extensa labor explicativa y organizativa a lo largo y ancho de nuestro territorio archipielágico.

    La  primera convocatoria va a tener lugar en Tenerife, el próximo viernes 10 de febrero a las 18 horas, en el Espacio La Higuera 29 de la C/ La Higuera nº 29 de La Laguna. En el mismo sentido nos ponemos a trabajar para que en torno a esa fecha surjan más convocatorias en otras islas. Esperamos que se animen a participar todas y todos los que deben estar en tan trascendental momento para defender la herencia que no debemos dejar de preservar para las nuevas generaciones.

¡ LA SANIDAD PÚBLICA NO SE VENDE, SE DEFIENDE !
Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias
Canarias a 23 de enero de 2017

Con el nuevo consejero "a peor va la mejoría" de la Sanidad canaria

    El zorro al cuidado de las gallinas, nada más y nada menos que uno de los Vicepresidentes de la Gran Patronal de la sanidad privada en el Estado Español, la Alianza de la Sanidad Privada Española. Se trata del gallego José Manuel Baltar,gerente del Grupo Hospitales San Roque de Las Palmas de Gran Canaria desde hace dos décadas, en un contexto en el que en los últimos años tanto las políticas del Partido Popular, a nivel central, como los gobiernos autonómicos de CC y sus socios de distinto signo, han estado deteriorando el servicio público, un empeoramiento marcado por el auge de la sanidad privada en cuya dirección el nuevo consejero tiene mucho peso.

    En el conjunto del Estado la sanidad privada ha ganado mucho terreno al sector público, La evolución de los dos sectores ha sido diametralmente opuesta. Entre 2010 y 2014,el gasto sanitario público sufrió un recorte de 8.161 millonesde euros, según el informeSistema de Cuentas de Salud 2014, elaborado por el Ministerio de Sanidad, mientras que elgasto sanitario privado creció en 3.983 millones, en ese mismo periodo. El gasto privado en sanidad creció todos los años desde 2010, lo hizo una media anual de un 3’8%, a diferencia de la sanidad pública, que sufrió una caída anual de un 2’8%.

    La sanidad privada se ha beneficiado de un escenario de fuertes recortes de recursos públicos y Canarias no es ninguna excepción al respecto. Sin dudas, el señor Baltar no solo va a continuar en esa línea sino que va a potenciarla al máximo. En una coyuntura de nuevos y brutales recortes anunciados en sanidad, su posición de dominio del sector privado lo pone en inmejorables condiciones para proceder a la transferencia de cuantos recursos económicos, vía conciertos y para seguros privados, pueda acaparar dejando a la sanidad pública el papel de "beneficencia", de "sanidad para pobres" que será una "pobre sanidad", de muy baja calidad, sin apenas recursos. No podemos permitir que el modelo que fue derrotado tanto en Madrid como en Valencia se imponga en nuestras islas.

    Eso es lo que nos espera si no reaccionamos, el zorro se comerá nuestra sanidad y con ella la equidad en salud para nuestro futuro y el de nuestros descendientes. Aún estamos a tiempo de evitarlo mediante la movilización de profesionales y trabajadores sanitarios en alianza con la ciudadanía.

¡LA SANIDAD PÚBLICA NO SE VENDE SE DEFIENDE!

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias
En Canarias a 4 de enero de 2017

ADSP Canarias: En defensa de una Sanidad para todos

           La Asociación para la Defensa de la sanidad Pública de Canarias (ADSPC), teniendo conocimiento de la iniciativa promovida por la Asociación Profesional de Terapeutas Ocupacionales de Canarias (APTOCA), en la que se insta al Gobierno de Canarias al desarrollo y aplicación efectiva de la cartera común de servicios del SNS , mediante la intervención propia de la Terapia Ocupacional en el denominado déficit funcional recuperable y ante el total abandono por parte del Gobierno de Canarias de este tipo de pacientes, ha considerado apoyar dicha iniciativa teniendo en cuenta:

                        1. Este tipo de pacientes con patologías constituidas en un 78% por secuelas de Ictus cerebral y en un 22% por secuelas de traumatismos, anoxias cerebrales o tumores, se encuentran en desamparo al faltar la Terapia Ocupacional en Atención Primaria, en los Centros de Atención Especializada (ambulatorios) y en los hospitales de La Gomera, La Palma y El Hierro. Así mismo, tanto en los hospitales de Fuerteventura y Lanzarote como en el HUC de Tenerife y también en el Hospital insular de Gran Canaria solo hay un Terapeuta Ocupacional para toda la población que cubren. Esto supone que, con tal infradotación de recursos, se den inabordables listas de espera forzando a los pacientes a acudir a centros privados o quedar con secuelas irrecuperables por no poder costear sus servicios.

                        2. La Declaración Universal de Derechos Humanos (artículo 25, párrafo 1), establece que: “Todas las personas tienen derecho a un nivel de vida adecuado para la salud y el bienestar propio y de su familia……

                        3. La convención internacional de los derechos de las personas con discapacidad: Artículo 26 “Habilitación y rehabilitación“ conmina a los Estados a que organizarán, intensificarán y ampliarán servicios y programas generales de habilitación y rehabilitación, en particular en los ámbitos de la salud, el empleo, la educación y los servicios sociales, de forma que esos servicios y programas comiencen en la etapa más temprana posible

                        4.  El Real Decreto 1051/2013, de 27 de diciembre por el que se regulan las prestaciones del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia, establecidas en la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia en su Art. 5 y 6 exponen:  

Artículo 5 “Para las personas en situación de dependencia en grado I y con el objeto de evitar el agravamiento de su grado de dependencia, la prevención será prioritaria, por lo que debe formar parte de todas las actuaciones que se realicen en el ámbito del SAAD” 

Artículo 6 “Son servicios de promoción para la autonomía personal los de asesoramiento, orientación, asistencia y formación en tecnologías de apoyo y adaptaciones que contribuyan a facilitar la realización de las actividades de la vida diaria, los de habilitación, los de terapia ocupacional así como cualesquiera otros programas de intervención que se establezcan con la misma finalidad”.

                        5. Para todos estos ciudadanos-pacientes son servicios de promoción para la autonomía personal los siguientes: 

                                   • Los de habilitación y terapia ocupacional.

                                   • Atención temprana.

                                   • Estimulación cognitiva.

                                   • Promoción, mantenimiento y recuperación de la autonomía funcional.

            Como se puede comprobar este colectivo de ciudadanos está completamente desasistido y olvidado, incumpliendo por parte del Gobierno Canario las Leyes, Decretos y Normas vigentes.

POR TODO LO EXPUESTO EXIGIMOS QUE SEA IMPLANTADA LA TERAPIA OCUPACIONAL EN TODO EL ÁMBITO DE LA COMUNIDAD AUTONOMA CANARIA.

 
Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Canarias a 19 de diciembre de 2016


Sobre la lamentable situación de la atención médica especializada en La Laguna

   La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias quiere denunciar la inaceptable demora que tienen los usuarios laguneros para el acceso a determinadas especialidades médicas en el ambulatorio o Centro de Especialidades Médicas (CAE) de La Laguna y en el centro de referencia Hospital Universitario de Canarias (HUC).

   El CAE de San Benito en La Laguna es el centro de referencia para las especialidades médicas de los ciudadanos del municipio de La Laguna y de otros municipios como El Rosario, Tegueste, Tacoronte o El Sauzal. Los médicos especialistas del CAE de San Benito dependen de los respectivos servicios médicos de dichas especialidades en el HUC. Hay algunas especialidades que tienen sus consultas en el propio HUC y no en el CAE, como son los casos de Cirugía Maxilofacial, Nefrología, o Neurocirugía, entre otras.

   Desde la ADSPC consideramos que la lista de espera para algunas especialidades debería ser contemplada como un auténtico atentado contra la Salud, con visos de una presunta vulneración de las leyes que protegen a la ciudadanía. Estamos en noviembre de 2016 y como demostración de lo que afirmamos he aquí algunas muestras: una cita ordinaria o preferente para Neumología es en el CAE de La Laguna para marzo de 2018, con casi año y medio de demora. Para Oftalmología y Dermatología se cita en la actualidad para enero de 2018. También Urología es una especialidad con una demora importante. Pero la palma se la lleva Neurocirugía, pues actualmente se está dando cita para Enero de 2019. Una espera de más de 2 años.

   El carácter ordinario o preferente de las citas a día de hoy es anecdótico, pues prácticamente las fechas para las citas son las mismas dado lo saturado que está el sistema, dándose el caso paradójico que una cita preferente para una determinada especialidad tiene más retraso que una con carácter ordinario.

   Si bien es verdad, se ha de decir que existen  algunas especialidades médicas que desde sus departamentos han intentado solucionar este problema, con éxito destacable. Así, especialidades como Neurología, Endocrinología y Ginecología actualmente están dando citas para fechas razonables. Por otro lado, con un funcionamiento aceptable en cuanto a la demora para las citas, aunque mejorable, se encuentran otras especialidades como Cardiología o Digestivo. En algunas de ellas se dan las denominadas consultas "on line" que se implantaron para mejorar el tiempo de respuesta y está ocurriendo que en unas se responde en 1 semana y en otras especialidades se puede tardar hasta 2 meses, esto se puede mejorar pero aún así sería claramente insuficiente. La alternativa, se pongan como se pongan, pasa por unos potentes recursos humanos y materiales a la altura de las necesidades y no por el ajuste bajo mínimos que ya practican de modo habitual.   

   Con este panorama, un paciente que precise actualmente valoración o estudio por Neumología ante el hallazgo de un nódulo pulmonar debe esperar hasta marzo de 2018 para ser valorado, y un paciente con una hernia discal candidato a ser intervenido quirúrgicamente esperará hasta enero de 2019. Lo que llama la atención es que el HUC tenga especialidades que cumplen unas demoras aceptables y en otra se espere hasta más de 2 años, que unas mejoren y que otras empeoren, lo cual solo se puede explicar por una mala gestión de algunos servicios o por la suma de la mala gestión por parte de los responsables del hospital y de la Consejería que lo permite. Esta es, nada más y nada menos, que una parte de la lamentable asistencia sanitaria en nuestra Comunidad Autónoma que no debemos, en conciencia, seguir sufriendo ni tolerando.

¿DONDE ESTÁN NUESTROS POLÍTICOS DEFENSORES DE LA SANIDAD PÚBLICA?



Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

28 de noviembre de 2016



http://www.asociacionparaladefensadelasanidadpublicadecanarias.com/uncategorized/sobre-la-lamentable-situacion-de-la-atencion-medica-especializada-en-la-laguna/


https://www.facebook.com/adsp.canarias/

Presupuestos: más de lo mismo, se sigue jugando con la población canaria

            El anuncio de los presupuestos es lo que temíamos, una demostración de la falta de interés del Gobierno Canario para con los problemas de Salud de su población.

            Si empleamos el sentido común, cosa que parece que les falta a nuestros políticos, las cuentas que nos ofrecen son una falacia. Si razonamos nos damos cuenta de que los 76 millones de euros de aumento para sanidad, no dan ni para mantener el nivel de 2016. Parlamentarios que tienen más acceso a las cifras que nosotros, hablan de 176 millones de déficit de 2016 con lo cual los 76 no dan ni para cubrir éste.

            Pero nuestras cuentas, más modestas, nos indican que por un lado los 50 millones que se debe de Farmacia, los 15 que hubo que aumentar este año para poder finalizarlo, los 48 para personal, ya vamos por 113, están bastante lejos de los 76 que se han presupuestado como remedio para el deterioro que sufrimos.

            Qué pasará con el Plan de Salud o de Urgencias o de choque para las listas de espera, que nos están vendiendo a bombo y platillo desde el Gobierno, ¿de dónde saldrán los fondos?. La sanidad canaria ha perdido  más de 300 millones en los últimos años por culpa de los recortes y cada año que pasa se pierde más con lo cual la recuperación se vuelve más problemática.

            Estos recortes nos han llevado a perdidas de personal sanitario y de camas, a aumento inaceptable de las listas de espera con la consecuencia lógica de un deterioro de la salud, como se  ha podido comprobar estos días con la publicación, entre otro datos, de la subida de la mortalidad cardiovascular o de que nos hayamos convertido en la única Comunidad Autónoma en la que crece, en lugar de decrecer, la diabetes y sus complicaciones.

            Si la Salud de la población canaria, exige un mínimo de 240 millones como dice el Consejero y algún dirigente político, su labor es encontrarlos, no mentirnos con falsas verdades.

            Señores gobernantes y políticos, no estamos en Carnavales aun, quítense la careta y digan abiertamente que no les interesa la salud de la nuestra población. Si son incapaces de buscar soluciones váyanse, si no pueden en conciencia cumplir sus objetivos váyanse y no sigan engañando a la ciudadanía y a los profesionales de la sanidad gracias a cuyo esfuerzo no estamos en el abismo aún.

LA SALUD NO ADMITE RECORTES, CON LA SALUD NO SE JUEGA.

En Canarias a 14 de noviembre de 2016

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

http://www.asociacionparaladefensadelasanidadpublicadecanarias.com/

https://www.facebook.com/adsp.canarias/

Presupuestos: más de lo mismo, se sigue jugando con la población canaria

El Gobierno Canario antepone los recortes a la salud de la población

Un auténtico atraco a los ya escasos recursos materiales y humanos de la Sanidad Pública Canaria se está planteando por el Gobierno de Clavijo. Eso es la instrucción que la Consejería de Sanidad de Morera ha dado a sus gerencias para reducir 11 millones de euros en personal, tratando de suavizarlo de forma ladina con un recorte del 30% en incentivos para directivos, pero además supone no sustituir las bajas laborales (hasta el día 21 de baja), ni cubrir jubilaciones, ni vacaciones, ni días de libre disposición, ni renovar los contratos que terminen antes de fin de año, incluso se está cesando a personal que estaba contratado hasta diciembre. La gerencia del HUC, por ejemplo, ha calculado que dejarán de hacerse cinco mil ecografías, mil operaciones y doscientas resonancias, lo cual incrementara las listas de espera de una manera disparatada si sumamos los pacientes que en estos últimos meses pasaran a engrosarlas. Además de la interrupción de programas y proyectos como el plan de choque contra las listas de espera. Ni que decirse tiene que esto se va a traducir en empeoramiento de las patologías y en aumento de la mortalidad de la población canaria, en pocas palabras CREARÁ UN AUN MAS GRAVE PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA.

Un día el Presidente Clavijo dice que tomará medidas contra las listas de espera y al día siguiente recorta para incrementarlas y atentar contra la salud de los ciudadanos, nos recuerda a aquel otro presidente cuando hablaba de camas y otras lindezas, que solo demostraba su ignorancia y su falta de respeto a la ciudadanía con mas promesas y mentiras. ¿DONDE ESTAN ESOS POLITICOS GOBERNANTES QUE AÑO TRAS AÑOS SE PROCLAMAN DEFENSORES DE LA SANIDAD CANARIA ?

Acabamos de hacer público el "Informe 2016 sobre la Situación Sanitaria en las Comunidades Autónomas" de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública, en el que Canarias y la Comunidad Valenciana son las que presentan una peor situación. El Informe se realiza con datos de 2014 y 2015 y solo alguno de 2016,  de manera que reflejan mayoritariamente los resultados de las políticas sanitarias de los gobiernos anteriores a las últimas elecciones autonómicas, por lo  que los efectos de los cambios que se han producido en las CCAA tienen un reflejo moderado en los resultados del mismo y solo podrán ser evaluados de una manera generalizada en el próximo Informe en 2017, además existe una amenaza de la UE de imponer nuevos recortes en el gasto público, que de producirse, repercutirán muy negativamente sobre la Sanidad Pública.

Evidentemente, la repercusión del planteado ajuste al "objetivo del déficit" va a suponer que en el próximo Informe de 2017 Canarias estará situada de todas todas en última posición, ya que lo que se avecina en los últimos 4 meses de 2016 se añadirá a lo puesto de manifiesto en los datos publicados en agosto con el incremento de las listas de espera quirúrgica, de cita con un especialista y para una prueba complementaria. Para una intervención quirúrgica, 2.377 pacientes más. La cifra de espera de más de seis meses para ser operados (9.547) con un aumento de 381 pacientes. Habían además 25.437 personas con cita para un especialista y para las pruebas complementarias aguardaban 33.418 personas.

No podemos permitir bajo ningún concepto los recortes anunciados, ni los de Clavijo ni los dictados por la UE, ya que son una amenaza muy real a la salud y a la supervivencia de la mayoría de la población canaria. Si la salud y la vida son lo primero que valoramos también deben ser lo primero que defendamos con todos los medios a nuestro alcance. Por eso, señores Clavijo y Morera, lo mejor es que se vayan, pero nos tememos que no lo conseguiremos sin la más amplia y contundente movilización de la ciudadanía canaria en general y del personal sanitario y pacientes en particular.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Canarias, 12 de septiembre de 2016

Sobre listas de espera sanitaria y fraude fiscal

Volvemos una vez más al inevitable tema de las listas de espera en sanidad. Se acaba de inaugurar una nueva práctica comunicacional de la Consejería del ramo al respecto de las dichosas listas, publicar con carácter mensual las listas de espera para cirugía en los diferentes hospitales públicos de las islas y la demora media para ser atendido por un especialista o para una prueba diagnóstica, informaciones que hasta ahora solo se publicaban cada 6 meses. Aplaudimos esta iniciativa al tiempo que exigimos que la información sea veraz, es decir sin maquillajes.

Los datos a 31 de marzo revelan que las listas de espera quirúrgica experimentan una reducción de un 2,03 % situándose en 30.557 pacientes, 636 menos que el 31 de diciembre, pero la demora media que debe soportar el ciudadano para ser intervenido ha aumentado cuatro días. Los pacientes de la sanidad pública esperan un promedio de 179 días (unos seis meses) para ser operados, aunque la tercera parte de los que están en esa lista (11.104) lleva más de medio año pendiente de la intervención. Estas cifras oficiales prácticamente a un año de gestión del nuevo Consejero y su equipo, revelan una situación igual de desastrosa, el enorme número de pacientes que apenas disminuye e incluso un incremento en los que esperan más de 6 meses (en el corte del primer semestre de 2015 era de casi 10.000).

La información aportada nos crea la duda de si la reducción es debida a pacientes que realmente han sido intervenidos o a una depuración de las listas de espera de las que se han sacado a los fallecidos, los operados , los curados, los que se han procurado otros medios o los que no se quieren operar, porque no nos cuadra que disminuyan las listas de espera y aumenten los tiempos de demora. Llama la atención de que son los Hospitales de Gran Canaria los que más reducen sus listas mientras que los grandes Hospitales de Tenerife las incrementan, con datos como los del HUC que son verdaderamente inaceptables.

La explicación que se nos ocurre es que “ el cocinado de datos” ha sido desigual o que los gestores de Tenerife no sirven, con lo que hay que “hacerlos dimitir”. Existe también otra posibilidad y es que los gestores han actuado correctamente pero la desigualdad de medios tanto humanos como materiales que existe entre las dos provincias hagan que en Gran Canaria se obtengan mejores resultados.

Read more: Sobre listas de espera sanitaria y fraude fiscal

La ADSPC exige una nueva Ley de Salud y Sanidad para Canarias

    Hace 6 años se presentó ante el Parlamento de Canarias una ILP respaldada por 25.000 firmas en la que se pedía una nueva Ley que sustituyera a la obsoleta Ley de Ordenación Sanitaria de 1994, que mucho ha tenido que ver con la situación actual que padecemos  constituyendo un instrumento sin capacidad para solucionar los males que soporta la salud de la población canaria.

    Dicha ley  pasa de puntillas por lo que para nosotros debería ser el núcleo principal que es la Salud  Pública. Salud Pública y Sanidad no son lo mismo, la Sanidad se ocupa de la enfermedad para restituir la salud, la Salud Pública ofrece un conjunto de herramientas para preservar la Salud , con políticas de prevención al intervenir en las condiciones que pueden afectar a la salud particularmente las sociales. Con ello se puede lograr que no sea necesario el uso de tantos recursos sanitarios para conseguir que la salud de la ciudadanía canaria fuera otra. 

    Una nueva Ley que podría denominarse de Salud y Sanidad nos debe conducir a:

          1- Blindar una asistencia pública, universal y gratuita donde la equidad sea una premisa fundamental.

          2- Colocar a la Salud pública y al ciudadano como centro del Sistema.

          3- Potenciar infraestructuras y programas de medicina preventiva y salud

pública.

          4- Potenciar la planificación de la atención primaria y especializada extrahospitalaria, puerta de entrada de todo sistema sanitario.

          5- Potenciar programas de Salud mental, drogodependencias, rehabilitación y

prevención de la dependencia, cuidados paliativos y geriátricos.

          6- Un Plan de Urgencias y emergencias integral.

          7- La profesionalización de la Gestión Sanitaria.

          8- Fomentar la participación ciudadana.

          9- Reglamentar sistemas de control como serian el Consejo Canario de Salud,

el Observatorio Canario de Salud y Sanidad y el Observatorio Canario de la Dependencia.

          10- Un modelo que integre la asistencia sanitaria y la social.

          11- Una Gestión Pública y directa (participada) del Sistema Canario de

Salud.

    La ILP aún no es una ley, es un guión, un documento de trabajo actualizable, pues es de hace 6 años, que con la participación de todas las fuerzas políticas, profesionales, ciudadanas y sociales nos lleve a un nuevo modelo de atención a la salud y a la enfermedad más acorde con los tiempos que vivimos y que acabe con el vigente que ha demostrado su inoperancia para lo que exige la Salud de la población canaria del siglo XXI.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Canarias a 7 de abril de 2016

Listas de espera sanitaria y Carnavales

Otra cosa no pero en la Consejería de Sanidad de Canarias, desde siempre, han practicado como disfrazar los datos de la realidad de la atención de salud que recibe nuestra población. Y en ese sentido que mejor ocasión para dar a conocer su información del corte correspondiente al segundo semestre del año 2015 que el lunes de Carnaval. Pero por otro lado, aunque muchos estén distraídos también corren el riesgo de que les caiga aquello de ¡Te conozco mascarita! Siempre mientes.

A pesar de eso tenemos que dar por bueno el resultado anunciado de que para una prueba diagnóstica ha descendido la lista de espera en un 11,4%, lo que se traduce en 4.189 personas menos esperando respecto al 30 de junio de 2015. No obstante nos tendremos que tomar días hábiles no carnavaleros para recabar estos y otros datos de los distintos servicios en cuanto a primeras consultas, tratamientos de rehabiltación y otros para emitir la semana próxima un comunicado con datos pormenorizados.

Sin embargo no tiene disimulo posible el mal dato, previsible por otro lado, de que para la cirugía se ha registrado un incremento de 609 pacientes (1,9%) respecto a junio de 2015 y un aumento de la demora en 12 días. Estos datos siguen reflejando el preocupante estado en que se encuentra la sanidad canaria, fruto de la política de recortes, privatizaciones, mala gestión y abandono, en la que se da la mala utilización de los recursos públicos, como es el caso de los quirófanos en turno de mañana, por debajo del rendimiento óptimo.

Estamos dispuestos a reconocer el esfuerzo y algunos resultados pero no compartimos las justificaciones del Consejero al atribuir los malos resultados a "fondos insuficientes disponibles para concertación, condicionando la actividad." Ahí radica el principio inspirador de la planificación en nuestra Consejería con el que discrepamos radicalmente y debemos insistir en que siendo de momento inevitable un determinado modelo de concertación, lo debemos plantear de modo transitorio y que se debía de estar trabajando desde hace mucho tiempo para sólo tener que recurrir a la sanidad privada "por razones de urgencia".

La solución al problema de las listas de espera no pasa por planes de choque (peonadas de tarde o derivaciones al sector privado), sino que precisa de un plan estratégico participativo donde la profesionalización de la gestión, la mejora de la financiación, el fortalecimiento del sector público y la revisión de los conciertos con el sector privado, deben ser pilares básicos.

En Canarias a 10 de febrero de 2016

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

 

http://www.asociacionparaladefensadelasanidadpublicadecanarias.com/

https://www.facebook.com/adsp.canarias/

 

Listas de espera Servicio Canario de Salud

NOTA DE LA ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE CANARIAS.

Ante la publicación de las listas de espera del SCS manifestamos:

1.- Las listas de espera reflejan el preocupante estado en que se encuentra la sanidad canaria, fruto de la política de recortes, privatizaciones, mala gestión y abandono.

2.- El hecho de que la lista de espera quirúrgica aumente en más de 5000 personas en un semestre, demuestra entre otras cosas la falta de transparencia que ha existido hasta la fecha en la publicación de datos, pues para el anterior equipo de gobierno la situación era buena, pues las listas disminuían.

3.- Aún con este intento de mejorar la información que se facilita, al incluir la demora media ( que está por encima de los 5 meses) y los datos de pruebas complementarias, estamos convencidos de que la situación todavía es peor, y la consejería tiene la obligación de poner sobre la mesa y dar a conocer a la opinión pública toda la información, que es el deber de cualquier administración pública.

4.- La solución al problema de las listas de espera no pasa por planes de choque (peonadas de tarde o derivaciones al sector privado), sino que precisa de un plan estratégico participativo donde la profesionalización de la gestión, la mejora de la financiación, el fortalecimiento del sector público y la revisión de los conciertos con el sector privado, deben ser pilares básicos.

5.- No hay que olvidar que la caótica situación que se ha vivido en los servicios de urgencias de Canarias tiene relación directa con las listas de espera.

ASOCIACIÓN PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA DE CANARIAS.

17 de agosto de 2015.

Nota de prensa: Continuar el trámite de la ILP hacia la necesaria Ley Canaria de Salud

La necesidad de la dedicación exclusiva en la Sanidad Pública

 

La dedicación exclusiva de los profesionales a la Sanidad Pública es una premisa indispensable para una mejora fundamental de su funcionamiento, por lo que los cambios legislativos que necesita el SNS y el Servicio Canario de Salud deben recogerla.

De los médicos censados en España 2/3 trabajan en la publica y 1/3 en la privada pero de estos últimos mas del 50% trabajan en la Sanidad Pública a nivel hospitalario, lo que produce un conflicto de intereses por el pluriempleo favorecedor de los denominados "comportamientos oportunistas potenciales en la práctica médica" descritos en la literatura científica.

  • Absentismo y elusión de tarea.
  • El desvío de pacientes al sector privado.
  • La demanda inducida y la selección de pacientes.
  • La apropiación y el uso indebido de los recursos públicos para fines privados.

En nuestra Comunidad, la quinta más privatizada ( ver informe de la FADSP de abril de 2015), a pesar de los continuos desmentidos por parte del Gobierno Canario, se ha llegado a facilitar la reducción de jornada de sus profesionales, fundamentalmente médicos, para que puedan trabajar en el sector privado, además de no aplicar rigurosamente las incompatibilidades, lo que no es de extrañar cuando alguno de sus altos dirigentes proviene del sector privado.

Un colectivo tan vital, como son los médicos, la compatibilización de su trabajo con el desarrollo de esa misma actividad en hospitales privados y otras entidades resulta habitual, lo cual contribuye a que su menor dedicación pública rebaje la calidad general del sistema y hace que se produzca una competencia desleal con su puesto de trabajo público (de hecho las grandes empresas suelen exigir la exclusividad a sus trabajadores con un cierto nivel de cualificación).

La no existencia de la dedicación exclusiva supone un beneficio para el sector privado porque le permite contar con profesionales mas cualificados y motivados y que difícilmente trabajarían solo en centros privados con bajas retribuciones (puesto que se trata de un complemento de los salarios del sector público), y tiene además un efecto negativo sobre el empleo favoreciendo el paro profesional.

Los nuevos contratos deben ser con dedicación exclusiva, incentivada adecuadamente , con lo que se lograría una mayor dedicación junto con una mayor calidad asistencial, consiguiendo otros grandes beneficios como serían las jornadas continuadas a la tarde, sistemas de trabajo habituales en la mayoría de los países de la Unión Europea.

Por ello desde la ADSPC proponemos:

Recuperar la dedicación exclusiva de los profesionales del sistema sanitario público como un concepto central en la política de personal, incentivándola adecuadamente.

Establecer un sistema transitorio en el que todas las nuevas contrataciones llevarían aparejada la dedicación exclusiva y las personas con plaza en propiedad podrían optar a acceder a la misma o quedarse en la situación actual.

Las plazas con capacidad organizativa y/o de gestión deben de tener dedicación exclusiva sin excepción.

Debe de exigirse el cumplimiento de la ley de incompatibilidades en cuanto al personal que trabaja en los centros sanitarios que reciben financiación pública (conciertos, etc.).

Hay que garantizar mecanismos de formación continuada desde el sistema sanitario público, independientes de la industria farmacéutica y tecnológica.

Debe establecerse la obligación de declarar todas las ayudas económicas, cualquiera que sea su forma concreta, que pudieran recibirse de la industria o de entidades privadas, incluyendo fundaciones y oenegés.

Hay que reservar los centros públicos para las prácticas y la formación de los estudiantes de las universidades públicas.

Hay que crear un fondo público de investigación biomédica que reciba como mínimo el 1% del presupuesto sanitario y que sea gestionada por una agencia pública de investigación.

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

Canarias a 5 de mayo de 2015

www.fadsp.org
Twitter: @FADSPU
También en Facebook