FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

La sanidad pública en peligro. El abuso tecnológico

Fecha de Publicacion :30/01/2017
Fuente : http://www.nuevatribuna.es/articulo/sanidad/sanidad-publica-peligro-abuso-tecnologico/20170130094920136176.html
Autor:
Manuel Martín García

La política sanitaria del Gobierno Rajoy ha estado orientada a privatizar el Sistema Nacional de Salud, para lo que se han recortado recursos y aumentado la presencia del sector privado en la provisión de atención sanitaria con fondos públicos.

Además se ha complementado con 2 estrategias que tienen como objetivo favorecer la privatización y descapitalizar la Sanidad Pública, la primera de ellas es una política sanitaria que deja en manos de las grandes multinacionales farmacéuticas una parte creciente de los presupuestos públicos favoreciendo un gasto incontrolado y frecuentemente irracional en medicamentos con escaso o nulo impacto para la salud.

La segunda de estas estrategias es la generalización de las nuevas tecnologías pagadas con fondos públicos, (en detrimento de la promoción, prevención y la Atención Primaria) que está promovida por una alianza  en la que están involucrados grupos de poder económico y sanitario denominada Club Gertecht en el que participan altos cargos del Ministerio de Sanidad y de los Servicios de Salud Autonómicos; instituciones docentes, organizaciones profesionales y las principales empresas tecnológicas  que han realizado grandes inversiones en el sector sanitario. En teoría este selecto Club nació con la finalidad de promover la difusión de las nuevas tecnologías en los sistemas sanitarios públicos, aunque su auténtica intención es promocionar el uso intensivo de tecnologías en el Sistema Nacional de Salud. La alianza esta consiguiendo controlar los principales resortes del Sistema apoderándose de los recursos de Información Sanitaria (conocer la salud de la población,  las demandas asistenciales y la actividad de los centros públicos); la compra del equipamiento tecnológico por los centros públicos participando directamente en las decisiones sobre ubicación y precios; participando en la definición de  las prioridades de investigación e innovaciones tecnológicas  (biotecnología y medicina personalizada) controlando los Institutos Biotecnologicos Hospitalarios; orientando la formación del personal sanitario  al consumismo sanitario y la medicalización; haciéndose con los nuevos centros gracias al modelo de Colaboración Público Privada (CPP) que les permite financiar, construir y gestionar los nuevos centros sanitarios; quedándose con servicios diagnósticos  como los Laboratorios Centrales y los servicios de radiología, la donación de sangreel screenig de mama o el Cáncer; o la Estrategia  de Enfermos Crónicos que sustituye los cuidadores de los pacientes por recursos electrónicos instalados en los hogares. Entre los promotores de esta trama  están las multinacionales de la informática,  consultoras, escuelas de negocios, agencias de calidad que auditan hospitales públicos para acceder a información de los mismos y agencias de acreditación y certificación  Hospitalaria que otorgan premios a la gobernanza y a la excelencia de los centros, directivos y profesionales colaboradores. Las empresas del complejo farmaindustrial extiende su red de influencias a las Asociaciones de Pacientes mediante  económicas con ayudas para organizar y asesorías técnicas con el objetivo de que reivindiquen los nuevos y costosos medicamentos e innovaciones de la industria, aunque carezcan de evidencia contrastada.

Para afrontar el riesgo de vaciamiento económico del Sistema Nacional de Salud por estos poderosos grupos de presión económica y profesional proponemos:

1.- Modificar los criterios de la financiación pública y  fijación de precios (con la participación de las Comunidades Autónomas que los pagan) para que estos incluyan criterios que tenga en cuenta los costes reales de la investigación y producción.

2.- Generalizar medidas para reducir costes como las subastas de medicamentos, revisiones  de los precios abusivos, precios por equivalentes terapéuticos, contratos de riesgos compartidos e incluso denunciar las patentes cuando las empresas quieran imponer precios abusivos e irracionales valiéndose de su situación de monopolio. 

3.- Garantizar el abastecimiento de las medicinas eficaces, evitando los que se producen por intereses económicos de las empresas farmacéuticas, para eso es importante contar con una empresa pública farmacéutica que pueda asegurar la fabricación de las medicinas necesarias.

4.- 
Fomentar el uso racional de los medicamentos y nuevas tecnologías creando un Agencias de Evaluación y poner en marcha una política de formación del personal sanitario (pre y post grado) independiente de la industria, que garantice la utilización de los medicamentos y de los recursos tecnológicos  basada en la evidencia y prevenga el uso inapropiado de los mismos.

5.- Complementario al anterior un control estricto del marketing y la información realizada por la industria y su financiación de eventos científicos. Prohibición de financiación privada de las Asociaciones de Pacientes.

6.- Volver a un modelo de atención a la cronicidad basado en los cuidados personales

7.- Recuperar para el sistema sanitario público los sistemas de información, la compra de equipamiento, la investigación, el tratamiento del cáncer, los screenign poblacionales y la gestión de la sangre de los trasplantes.

8.- Impedir a las empresas privadas realizar auditorias de centros públicos y formación de administradores y gestores sanitarios vía MIR.

9.- Desarrollar la investigación pública tanto para orientarla hacia los principales problemas de salud como para desarrollar patentes públicas que permitan escapar de la asfixia económica que suponen las patentes.

10.-Eliminar los copagos del RDL 16/2012 para acabar con las barreras económicas para el acceso de medicinas necesarias.