FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

España empeora su situación en el ranking mundial de salud

 

Recientemente se ha publicado en The Lancet (16/9/2017) un análisis sobre la situación de salud de 188 países de todo el mundo y en ella España aparece en el lugar numero 23 cuando anteriormente se encontraba en el séptimo lugar, y esta situación se debe sobre todo al elevado consumo de alcohol de nuestro país (también influyen, menos, el elevado porcentaje de obesidad infantil y de tabaquismo), de manera que si obtuviéramos en consumo de alcohol la misma puntuación que en tabaquismo (la siguiente peor nota), tendríamos la mejor puntuación de toda la clasificación. En cualquier caso se trata de tres temas que tienen que ver con la promoción de la salud, un tema prácticamente abandonado por nuestro sistema sanitario

Esta preocupación con el consumo de alcohol y lo que significaba para la salud de la población ya se señalo anteriormente en otro artículo publicado en Nuevatribuna (El consumo de alcohol, un problema para la salud pública) y por supuesto no se ha avanzado ni un ápice al respecto ni desde el Ministerio de Sanidad ni desde las administraciones sanitarias de las CCAA.

El Ministerio, que prometió una ley para regular el consumo de alcohol, rápidamente hizo un quiebro y puso el foco en el consumo “excesivo” y en las bebidas de alta graduación, dejando de lado precisamente las bebidas alcohólicas mas consumidas por la población y aquellas que son el punto de entrada en el consumo de alcohol para la inmensa mayoría de la población. Obviamente ello se debe tanto a la influencia de los poderosos grupos de presión de la industria alcoholera y de los productores agrícolas que incluso hacen propaganda sobre el carácter saludable y “cultural” del consumo de alcohol, y tampoco será ajeno el hecho de que la ministra del ramo haya sido nada menos que presidenta de la Junta de los Jóvenes Cofrades del Cava de Sant Sadurní d'Anoia, entidad que  es una asociación sin ánimo de lucro, dedicada a la divulgación y la promoción genérica del CAVA, según asegura su pagina web, por lo que no parece que sea de esperar de su parte iniciativas relevantes al respecto.

Todas las organizaciones internacionales nos alertan al respecto y seria deseable que los responsables sanitarios pusieran en marcha una política seria al respecto.

Sabemos bien lo que se debe hacer. El afrontamiento del tabaquismo (la otra gran droga legal de uso significativo en el país) deja claro cuales son las vías de actuación: primero la concienciación de los riesgos que conlleva el uso y abuso de la sustancia; segundo  limitar  la publicidad del alcohol en los eventos públicos y especialmente en los deportivos; tercero  incrementar el precio (en España tenemos el alcohol más barato de Europa), y por supuesto en todas las bebidas alcohólicas sin excepción, aunque no estaría mal hacer un gradiente impositivo en relación con la graduación, luego controlar la dispensación, especialmente a los menores, y regular los lugares de consumo.

Y por fin hay que tener en cuenta que estamos tratando de una sustancia que consume más del 75% de la población y que esta históricamente vinculada a muchas de festividades tradicionales (por ejemplo las navideñas, pero también prácticamente todas las fiestas locales y regionales, cumpleaños, etc) desde hace muchos siglos, por lo que hay que empezar por amplias campañas de información /concienciación, de restricción de la publicidad y de subida de los precios mediante impuestos especiales (el precio tiene una gran repercusión sobre el inicio del consumo de los jóvenes), y que lo importante es  tener conciencia de la magnitud del problema, avanzar en la buena dirección, y hacerlo consolidando tendencias a  medio y largo plazo de disminución del consumo.