FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

Presentación del libro “Treinta años del Sistema Sanitario Español"

 

En la presentación del libro “Treinta años del Sistema Sanitario Español (1981-2011). Treinta años de la Federación de Asociaciones para la defensa de la Sanidad Pública”, Gaspar Llamazares y Fernando Lamata advierten del riesgo que corre el Sistema sanitario, por primera vez en treinta años.

 

Fernando Lamata, exconsejero de Sanidad del Gobierno de Castilla la Mancha, afirmó que nunca antes, ni siquiera con los gobiernos de Aznar, el Sistema Nacional de Salud había estado tan amenazado como ahora. A su juicio no puede justificarse el discurso de que el sistema es insostenible, cuando, por el contrario, es capaz de atender a todos, con un elevado nivel técnico, con mucha satisfacción ciudadana, obteniendo unos indicadores de salud de los mejores del mundo y a un coste comparativamente bajo.

La deriva privatizadora conduce a un sistema donde priman los beneficios empresariales sobre los resultados en salud y que incrementará los costes. Recuerda que el presupuesto en sanidad en EEUU es el doble del PIB que en España y hay 45 millones d eciudadanos sin cobertura asistencial alguna.

Gaspar Llamazares, diputado de IU y portavoz de la coalición en el grupo de sanidad del Congreso, insistió en que el repago no es la solución, y que las tendencias centralizadoras tampoco mejorarían la eficiencia del Sistema sanitario, que no era eficiente antes de las transferencias. Abogo por una amplia movilización profesional, sindical y ciudadana para defender la sanidad pública.

Ambos intervinientes abogaron por ir a un modelo finalista y por un pacto de estado y territorial.

Por su parte, Luis Palomo, coordinador del libro, y Marciano Sánchez Bayle, portavoz de la FFADSP, destacaron los logros del sistema de salud a lo largo de estos treinta años y el papel de la FADSP en la mejora de nuestra realidad sanitaria que ha conducido a destacar el importante incremento de la esperanza de vida, a la reducción de la mortalidad evitable y a unos elevados niveles de satisfacción ciudadana. Entre los aspectos pendientes de mejora señalaron el gasto farmacéutico, los cambios legales para reforzar la universalidad del sistema, la profesionalización de la gestión pública, el refuerzo de la atención primaraia y el establecimiento de canales de participación profesional y ciudadanos efectivos.

En su conjunto, el libro es una visión que bien puede ser compartida por muchos de los profesionales de la salud que están en la FADSP desde sus inicios y que han dedicado al sistema sanitario público y a la militancia en la FADSP la parte mayor y más creativa de su vida laboral e intelectual.

 

 

Presentación/ Nota de Prensa

Madrid, 20 de enero de 2012

Pedidos:

FADSP

C/ Arroyo dela Media Legua29; local 49

28030 Madrid

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 

TREINTA AÑOS DEL SISTEMA SANITARIO ESPAÑOL (1981-2011)

TREINTA AÑOS DE LA FEDERACIÓN DE ASOCIACIONES PARA LA DEFENSA DE LA SANIDAD PÚBLICA

Luis Palomo (Coordinador). Edita: FADSP. Madrid: 2011

 

Citar alguna parte o la totalidad de esta obra como:

Autor del capítulo. Titulo del mismo. En: Treinta años del sistema sanitario español. Treinta años de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (1981-2011). Luis Palomo (Coordinador). Madrid: FADSP, 2011. Pags.:

Con este libro celebramos el XXX aniversario de la FADSP y, a la vez, analizamos loscambios más importantes producidos en el sistema sanitario español entre 1981-2011.El análisis incluye datos de la evolución de la situación de la salud de los españoles y españolas, y de la financiación, organización y funcionamiento del sistema sanitario

Los capítulos del libro son artículos de revisión/ opinión, realizados por encargo a un autor principal, conocedor o experto de un aspecto importante de la sanidad que pueda haber cambiado sustancialmente en los últimos treinta años. En cada capítulo se intenta aludir a cambios que se puedan documentar, porque haya datos, publicaciones contrastables, etc…, tanto del conjunto del Estado como de las Comunidades Autónomas, referidos a los años extremos del periodo o a años intermedios, con especial referencia al antes y después de las transferencias asistenciales a las Comunidades Autónomas.

      La introducción trata de reflejar los puntos clave de la historia y de las estrategias de la FADSP relacionándolos con la evolución social, política y sanitaria española, bajo el prisma de una mirada personal. Por otro lado, es una visión que bien puede ser compartida por muchos de los profesionales de la salud que están en las ADSP desde sus inicios y que han dedicado al sistema sanitario público y a la militancia en la FADSP la parte mayor y más creativa de su vida laboral e intelectual.

En lo que se refiere a los cambios habidos en la salud de los españoles y españolas en los últimos treinta años, cabe destacar el importante incremento de la esperanza de vida, sobre todo a expensas de la reducción de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares y cáncer en los grupos de población de más edad. Se mantienen las diferencias entre géneros y entre territorios.

La mortalidad evitable española está entre los países con cifras más bajas, y se relaciona con la esperanza de vida pero poco con el gasto sanitario por habitante.

En cuanto a la salud percibida por la población española, se comprueba una tendencia a empeorar entre 1987-2007, tanto en hombres como en mujeres. En las CCAA, la peor salud percibida guarda relación directa con un menor PIB per capita, con la desigualdad de renta y con tener un gobierno no socialdemócrata entre 1983-2006.

La convivencia con gran cantidad de riesgos medioambientales, cuyos efectos no están suficientemente vigilados, es otra constante en estos últimos treinta años.

En cuanto a la financiación y organización sanitaria, se comprueba un incremento porcentual del PIB destinado a sanidad (de un 5,5 % en 1981 a un 9 % en 2010), aunque hay una gran dispersión en los presupuestos de las CCAA (casi 560 € en 2010), una dudosa financiación finalista, carencia de información homologable y persistencia de decisiones políticamente no vinculantes.

En cuanto a la legislación del periodo, es necesario sustituirla LGSpor una nueva norma que ponga al día las formas organizativas del SNS, reforzando su carácter público y universal y su “poder de compra”. También se comprueba que la descentralización de la sanidad ha sido compatible con la mejora progresiva del Sistema Nacional de Salud, tanto en indicadores sanitarios como en gasto. Organizativamente predomina el modelo gerencialista, con escasa participación de profesionales y ciudadanos y se reclama la Profesionalización de la gestión sanitaria.

Por su parte, la Salud Públicaespañolaha ganado prestigio científico, pero tiene pendiente una modernización comparable a la del sistema asistencialy mejorar la coordinación con el conjunto de la sanidad.

En la dotación y suministro de servicios se presta atención especial al gasto farmacéutico. El gasto público mediante recetas, en términosper cápita, superó la media de la Europa desarrollada en 1990; desde entonces creció respecto de esta media hasta superarla en un 40% en 2007.La factura farmacéutica intrahospitalaria (que supone aproximadamente el 20% del gasto farmacéutico total) ha crecido en un 11-15% como promedio anual, frente al 4% en la factura de atención primaria. En cuanto al uso ineficiente de la alta tecnología diagnóstica se constata, por ejemplo, que en nuestro país se podrían estar realizando innecesariamente de120.000 a630.000 RM lumbares cada año

En la dotación de personal,la densidad en el caso de los médicos ha crecido sólo discretamente. Comparada con otros países (UE, OCDE) la densidad de profesionales médicos es elevada y baja la de enfermería.

En AP se mantiene la escasez de recursos, apenas se ha reducido la burocracia, se mantiene la presión de la burocracia delegada desde los hospitales y aunque la receta electrónica ha aliviado la gestión de las recetas los problemas relacionados con el modelo se mantienen, y sigue sin poderse gestionar las listas de espera desde la AP.

El alto coste de las tecnologías de la información no se corresponde del todo con el potencial que poseen (o que efectivamente se obtiene de su uso) para facilitar la información y comunicación.

La Participación Comunitaria en Salud nunca ha sido una prioridad política, profesional, ni organizativa y operativa del Sistema Sanitario Español, y ha tenido un desarrollo heterogéneo, por lo que sería preciso desarrollar la legislación sobre participación, así como exigir el cumplimiento de las normas de participación social.

El libro se cierra con un capítulo destinado a recordar los acontecimientos históricos en los que se ha visto envuelta la FADSP en los últimos diez años.