FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

FADSP Federacion de Asociaciones en defensa Sanidad Publica

Sanidad Hospital Publica Enfermera Medico Doctor Gestion privada operaciones sanitario paciente

35 años defendiendo la Sanidad Publica

Sanidad y 'crowdfunding'

Fecha de Publicacion : 18/10/2017
Fuente : https://www.saludadiario.es/opinion/sanidad-y-crowdfunding
Autor: Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca (ADSP)

Hoy he recogido una noticia en el periódico 'El País': "El Hospital Val d’Hebron busca fondos para crear un centro de Neonatología avanzada", que fue publicada ayer el revista médica 'JANO': "El Val d’Hebron recauda fondos para un espacio de Neonatología".

El mencionado servicio tiene la intención de incorporar a la familia al equipo de cuidados y, para conseguir las modificaciones necesarias, ha recibido una donación de La Caixa y de laboratorios médicos (¿con contraprestación?) y ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding con donativos y venta de camisetas.

El compromiso del hospital de mejorar la atención y el bienestar de los neonatos y de su familia merece toda clase de deseos de éxito y alabanzas, pero a mí lo que me sorprende es que sea un centro público y que la calidad asistencial de la Sanidad pública se tenga que conseguir a través de campañas de donativos.

A mí me recuerda las campañas del Domund o el programa de radio Ustedes son formidables (hace sesenta años, es que soy vieja) para recoger fondos para necesidades. Bien es cierto que ahora no se llaman limosnas, ni hay huchas, sino empresas que manejan el crowdfunding a través de internet.

Desde luego, estas maniobras ponen de manifiesto la situación critica de la Sanidad pública y la desaparición del Estado de Bienestar. Hasta aquí hemos llegado y parece que aún no nos hemos enterado.

¿Y qué gano yo con esto?

Fecha de Publicacion : 27/09/2017
Fuente : https://www.saludadiario.es/opinion/y-que-gano-yo-con-esto
Autor: Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Salamanca (ADSP)

Cuando en una Plataforma ciudadana para la Defensa de la Sanidad Pública alguien te plantea esta cuestión, te hace pensar. Todos sabemos que nuestro actual sistema sanitario está sufriendo un proceso de deterioro programado por asfixia presupuestaria que genera recortes en prestaciones, en recursos humanos y materiales, y que al final se manifiesta especialmente en la accesibilidad: las insufribles listas de espera.

La Plataforma se configura con los representantes de los diversos sectores de la sociedad que se re-unen para defender nuestro modelo sanitario, y se supone que nuestra única ganancia es mantener y mejorar la Sanidad para nuestros conciudadanos. ¿O no?

¿Por qué surgen las Mareas, plataformas y movimientos ciudadanos en países democráticos donde ya se dispone de sistemas de expresión y representación popular como son los partidos y los sindicatos? Generalmente surgen desde la indignación: cuando hay problemas importantes para la gente que ni los partidos de turno en el gobierno ni los de la oposición resuelven.

Nacen en momentos críticos en forma de Mareas, y suelen durar lo que dura el conflicto; pero a veces éste se cronifica y se convierten en una Plataforma estable. Suele estar integrada por asociaciones de pacientes, de profesionales, de barrios y, en ocasiones, partidos y sindicatos; normalmente sin reglamento alguno y con una estructura organizativa mínima: la asamblea de representantes y los portavoces. 

Éste es el caso de la Plataforma de Sanidad de Salamanca que surgió tras las Mareas Blancas del 2015, promovidas por la Junta de Personal del hospital en protesta contra los recortes sanitarios del Decreto RD16Abril/2012, y por los sucesivos retrasos en la construcción del nuevo hospital; luego ha seguido su acción como Plataforma estable denunciando el deterioro persistente de la asistencia sanitaria en todo el Área y convocando la última Marea Blanca del 8 de enero 2017.

Ser una Plataforma permanente, con reuniones mensuales de la asamblea de representantes, ha permitido hacer un seguimiento de la evolución de la Sanidad local y poder establecer objetivos y grupos de trabajo, crear un cauce de comunicación estable con la dirección del hospital y con Atención Primaria, hacer un seguimiento de los problemas detectados, hacer comunicados y propuestas de PNL; también el hecho de poder comunicarnos y reunirnos con otras organizaciones similares regionales y estatales para ampliar la perspectiva y la fuerza de acción ante el mismo problema.

Como grupo humano polifacético y multidisciplinar con una mínima estructura organizativa, tiene la frescura de la espontaneidad creativa y la complejidad de la diversidad ideológica. Esta complejidad a veces ha generado desencuentros que no siempre hemos sabido resolver mediante el diálogo, el respeto, la empatía y un liderazgo fuerte.

Pienso que también influye la presencia de personas muy vinculadas a organizaciones muy estructuradas y jerarquizadas, como son los partidos políticos o los sindicatos, que aunque ya tienen sus propios foros locales, municipales, autonómicos, estatales o mediáticos donde desarrollar sus programas, objetivos o intereses electorales, a veces no son capaces de aparcarlos fuera cuando se sientan a la mesa.

La presencia de partidos en las plataformas es interesante y constructiva cuando sus integrantes son conscientes de que su papel es, como el de los demás, aportar conocimientos, recursos, tiempo y dedicación a un objetivo común. En este caso, todos estamos de acuerdo en defender que nuestro modelo sanitario sea Público en titularidad, gestión y prestación de servicios de calidad; solidario, por equitativo y universal, y sostenible con presupuesto adecuado y gestión eficiente.

Lo conseguiremos si logramos un pacto social y trabajamos unidos desde el respeto a las diferencias.

Esto, nada más y nada menos, es lo que vamos a ganar.

Hospital de Salamanca: la hora de la verdad

El hospital de Salamanca, pomposamente llamado Complejo Asistencial Universitario de Salamanca (CAUSA), tiene nueva imagen. Las obras de lo que será el nuevo complejo están muy avanzadas y todo parece indicar que para el próximo año pueda entrar en funcionamiento una parte del mismo. Quedan, sin embargo, algunos interrogantes que es urgente despejar ya.

El primero es si existe financiación para llenar de contenido (material y tecnológico) la estructura que vemos realizada. Lo que se vaya a comprar tiene que salir a concurso, y eso lleva su tiempo, y para sacarlo a concurso tiene que haber financiación establecida. Sacyl tiene la palabra y parece cumplirá.

En segundo lugar, para que entre en funcionamiento la parte del hospital más próxima al río, se precisa un nuevo viaducto, responsabilidad del Ayuntamiento. Al parecer, está presupuestado y hay dinero para llevarlo a cabo, pero se necesita el permiso de la Confederación Hidrográfica del Duero y no tenemos conocimiento de que este organismo se haya pronunciado.

Podría darse el caso de que se abriera esta fase del hospital y no se pudiera acceder a sus dependencias. No sería la primera vez que algo similar ocurre en un hospital de nueva construcción en nuestro país.

Con la infraestructura a punto, queda por resolver la parte más importante del proyecto, y es hacer de la novedad una oportunidad de relanzar un proyecto de hospital fuerte y acorde a los tiempos que corren; para ello se necesita ilusionar de nuevo a los profesionales que han sufrido, sin que se viera afectado su compromiso de trabajo, promesas incumplidas, retrasos no justificados y mudanzas a veces incomprendidas, en medio de un incremento de la demanda y recortes en la reposición de bajas.

Se necesita un liderazgo fuerte, mucha información y mucha transparencia.

Aviso para navegantes: ya no hay justificación posible para un nuevo retraso. Los plazos deben cumplirse; de lo contrario, el daño sería irrecuperable.

¿Nos dejamos manipular?

 

Hace unos años circuló por la red un texto con la lista de 'Las diez estrategias de manipulación a través de los medios', de Sylvain Timsit, si bien se atribuyó, falsamente, a Noam Chomski. No vamos a entrar a discutir su autoría, sino en su divulgación, que no parece que fuera lo suficientemente extendida como para hacernos reflexionar a los ciudadanos.

Pero sí parece que llegó, y caló, en algunos de nuestros políticos y gestores.

Vamos a repasar las cuatro primeras, en relación con lo que afecta a nuestro objetivo: defender la sanidad pública.

La primera de las estrategias hace referencia a la distracción, es decir, mantener al público ocupado con otros problemas. Parece que este Gobierno es especialista es sacar temas para conseguirlo. Mientras nos preocupamos por la corrupción, o incluso por el aire acondicionado de los hospitales, olvidamos acciones más destructivas para la Sanidad.

La segunda es crear problemas para ofrecer soluciones. Crean un problema de aumento de listas de espera reduciendo personal sanitario y se ofrecen a solucionarlo con conciertos con la Sanidad privada. Crean una crisis económica y eso da pie para amnistías fiscales (¿?!!) y recortes sanitarios y sociales.

La tercera es la llamada estrategia de la gradualidad. Unas medidas inaceptables, como la extinción del sistema de salud público, se van aplicando poco a poco (recortes, reducción de personal, copagos, derivación a privadas…) hasta que se consigue el objetivo final sin que hayamos percibido la evolución.

La cuarta consiste en hacer que el público tenga dificultad para comprender los métodos utilizadosy, así, hablan de: desaceleración, externalización de servicios, ticket moderador…..

En efecto, el texto que divulgaba estas estrategias de manipulación no se extendió lo suficiente como para alertar a la población, pero sí para dar ideas a nuestros políticos para su utilización y aplicación.

La OCDE y el panorama de la salud en España

 

Vamos a continuar con las recomendaciones y análisis de la OCDE en el documento 'Panorama de la salud. Europa 2016', y citaremos algunos puntos en los que se nombra a nuestro país:

   • Desde 2009, el gasto per cápita en Sanidad ha ido descendiendo, pasando a la cola de los países europeos (el puesto 33).

   • La atención en el sistema público a la salud dental es parcial.

   • Estamos entre los países en los que los gastos médicos en el hogar son más altos (como consecuencia del copago, la salud dental, prótesis como gafas, audífonos, sillas de ruedas…).

   • Nuestra proporción de médicos por habitantes está por debajo de la media y ha ido descendiendo desde 2009, y destaca la ratio enfermera/habitante, en la que la media es de 8,4 por 1.000 y en España es de 5,2.

   • Los tiempos de espera para intervención quirúrgica han ido creciendo desde 2009.

   • El informe sugiere que tenemos una importante labor pendiente en el tema de hábitos de salud nocivos (obesidad, consumo de drogas, baja actividad física y consumo vegetales...), donde destacamos por su alta incidencia.

   • La prevalencia en enfermedades infecciosas que se consideran evitables es alta y el gasto por antibióticos, por ende, también.

   • Los servicios de rehabilitación y la atención a ancianos son prácticamente inexistentes.

   • Hay que desarrollar mejores métodos de recogida de información para mejorar, y pone de ejemplo el modelo implantado en Portugal. No se han proporcionado datos de consumo de hipocolesteromiantes ni de benzodiacepinas, entre otros.

Parece que el año 2009 fue un año clave en el deterioro de nuestro servicio de salud.

Finalicemos recordando sus recomendaciones generales:

   1. Mejorar la accesibilidad de la Atención Primaria y la coordinación con Especializada disminuye el gasto: listas de espera más reducidas, menos frecuentación en Urgencias y aumento de los ingresos evitables.

   2. Fortalecer la Atención Primaria es la única forma de enfrentar los cambios de envejecimiento de la población, el aumento de enfermedades crónicas y la eficiencia del sistema.